El BCE alerta de "conductas de riesgo" en la banca por la guerra del pasivo

La caída de márgenes y el incremento de la morosidad amenazan al sector

Por si alguien creía lo contrario, la situación de la banca europea dista mucho de estar despejada. En el último informe sobre el sector publicado ayer, el Banco Central Europeo (BCE) alerta de que el aumento de los costes del pasivo (por la mayor competencia y por las nuevas exigencias internacionales), así como los problemas de morosidad por el alto nivel de paro, pueden "alentar las conductas de riesgo" de las entidades.

El organismo dirigido por Jean-Claude Trichet considera, no obstante, que las nuevas normas internacionales de capital y liquidez dictadas por los reguladores nacionales y mundiales, conocidas como Basilea III, aumentarán en general la estabilidad financiera. El problema no se vislumbra a medio y largo plazo, sino más a corto. Aunque Basilea III no empezará a aplicarse hasta 2013 (y será totalmente efectivo en 2019), la banca se anticipará en la búsqueda de capital y liquidez, lo que elevará la competencia, como explica el BCE. La consecuencia de esta batalla por el pasivo será un estrechamiento de márgenes, dice el informe. Esta situación es la que se está viviendo ya en España, protagonizada por bancos y cajas.

El FMI pide a los Estados que se distancien de las agencias de 'rating'

El BCE comenta la preocupación por que la inestabilidad del riesgo soberano de algunos países se extienda al sector bancario. Sobre las pruebas de esfuerzo realizadas en verano, dice que han contribuido a la reducción de la incertidumbre sobre las posibles pérdidas, pero advierte de un problema sin resolver: "Se necesitan más esfuerzos para resolver la situación de los bancos más débiles, algunos de los cuales siguen siendo dependientes de apoyo público". Este sería el caso de las cuatro cajas que suspendieron las pruebas: el grupo de CatalunyaCaixa (Catalunya, Tarragona y Manresa), la unión de Caja España y Caja Duero; Banca Cívica (Caja Navarra, Caja Canarias y Municipal de Burgos) y Unnim (Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu).

El banco de Francfort pone su atención en las entidades que, por buscar una mayor rentabilidad, se vean tentadas a incrementar los créditos y sean víctimas de un posible repunte de la morosidad, si no mejora la situación económica de la UE.

Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró que las calificaciones de las agencias han contribuido "involuntariamente" a la inestabilidad financiera de la economía. Por eso propone, entre otras medidas, reducir la dependencia de los rating en algunas operaciones financieras, así como mejoras en los procedimientos de decisión, según el informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial 2010, presentado ayer por José Viñals, director del departamento de Mercados de Capitales y Monetarios.

El FMI pide a las autoridades económicas que avancen en la eliminación de las normas y reglamentos que vinculan estrechamente las decisiones de compra o venta a las calificaciones, informa Europa Press. El FMI se refiere a las normas que premian o castigan el capital de las entidades según sean buenas o malas las calificaciones de las inversiones que realicen. Por eso, cuando una agencia rebaja a una empresa, muchos inversores venden los títulos.

En esta línea, el Fondo reclamó a las autoridades que pidan a las agencias que mejoren "la transparencia, la gobernabilidad y reduzcan los conflictos de intereses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de septiembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50