Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García-Bragado acusa a CDC de usar el hotel del Palau para tapar su financiación

"La única hoja de ruta en esta historia es la de Convergència con Millet", dice el concejal

La máxima de no hay mejor defensa que un buen ataque la siguió al pie de la letra ayer Ramon García-Bragado, cuarto teniente de alcalde, en su comparecencia ante la comisión de investigación del Ayuntamiento por el proyecto del hotel del Palau de la Música. García-Bragado, que precisamente por ese plan urbanístico está imputado por un juzgado de Barcelona por los delitos de falsedad en documento y prevaricación, cargó ayer contra los nacionalistas -sin citarlos- a los que achacó la "vuelta" -la torna- de las conclusiones de la comisión de investigación parlamentaria sobre presunta financiación ilegal de CDC. Las conclusiones apuntaban indicios de financiación de CDC a través del Palau.

"A alguien le interesa que exista una torna que permita equilibrar sus costes políticos y es en este contexto en el que aparece la oportunidad de utilizar el tema del hotel del Palau", y añadió que lo que se pretende es "crear confusión respecto al desfalco del Palau", uno de los casos "más escandalosos de la democracia de nuestro país". Esa tesis es mantenida, pero sin explicitarlo, por no pocos ediles socialistas.

El teniente de alcalde también se despachó con la justicia, a la que, no obstante, dijo respetar y acatar: "Hay que reconocer que, por razones que se me escapan, el trato diferenciado que la justicia está dando a estos dos asuntos [en referencia al juez que investiga el saqueo del Palau con un ritmo cansino y la magistrada encargada del hotel, que prácticamente ya ha acabado] está siendo una ayuda incuestionable a los objetivos políticos".

La contundencia de la intervención de García-Bragado causó cierta sorpresa a los ediles de la oposición que habían preparado una batería de preguntas. Esther Capella (ERC) calificó la intervención del teniente de alcalde de "testamento político". García-Bragado volvió a la carga contra CiU al contestar a la insinuación de los nacionalistas de si tal cúmulo de irregularidades en los trámites del hotel obedecía a una planificación previa de la operación con Carles Díaz, el arquitecto que iba a hacer el hotel. "La única hoja de ruta en esta historia ha sido la de su partido con Millet durante muchos años". El tono y las descalificaciones abundaron, sobre todo, entre CiU y los socialistas.

La comparecencia de García-Bragado fue la última de los cuatro técnicos de Urbanismo, además de la gerente de Ciutat Vella,Mercè Massa. La cuestión central de la comisión de ayer fue el cambio de la titularidad de las fincas donde se iba a levantar el hotel de la Fundació del Palau a Olivia Hoteles. De las declaraciones de ayer se deduce que algunos técnicos -como el asesor jurídico Enric Lambies- sí sabían que ese cambio se produjo en el verano de 2007, pero lo consideraron "irrelevante" a efectos de tramitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 2010