Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una acción sorpresa de Astilleros colapsa el centro de Sevilla

Unos 200 trabajadores de Astilleros de Sevilla colapsaron ayer el centro de la ciudad al protagonizar una manifestación sorpresa ante la Delegación de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de Sevilla y un intentó de encadenarse a las rejas del Palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta de Andalucía. Los trabajadores cortaron el tráfico durante una hora en el Paseo Colón de la capital andaluza, originando un considerable colapso de tráfico en las horas centrales de la mañana.

Fuentes del comité de empresa explicaron a Europa Press que un grupo de 30 personas intentó encadenarse en las puertas de San Telmo, objetivo que "un grupo numeroso consiguió aunque forcejeando con la policía", que finalmente lo evitó "cortando en algunos casos las cadenas".

Las mismas fuentes explicaron que las acciones reivindicativas sorpresa continuarán, tal y como ya anunciaron días atrás, ante el anuncio de un concurso voluntario de acreedores para la empresa y porque "la pelea es que Astilleros no se cierre".

Por otro lado, la industria auxiliar naval de Sevilla y la Federación de Empresarios del Metal anunciaron ayer a los sindicatos CC OO y UGT y al comité de empresa de Astilleros su intención de pedir a la Junta de Andalucía y al Ministerio de Industria, la gestión de las atarazanas sevillanas, asumiendo el compromiso de acabar los barcos actualmente en cartera, con lo que "se generaría 1.500 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos", al mismo tiempo que plantearía un plan de negocio que incluyera "la continuidad del astillero en el futuro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 2010