Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña es la comunidad con más familias sin casa por no poder pagar la hipoteca

Un total de 39.433 familias catalanas no han podido pagar sus créditos a los bancos y han perdido su casa en ejecuciones inmobiliarias en los últimos tres años. Este dato convierte Cataluña en la comunidad con más afectados. Por provincias, la situación se ha agravado más en Girona, donde se elevó un 542% entre los primeros meses de 2007 y marzo de 2010.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio El banco me echa de casa, presentado ayer por UGT, la Unión de Consumidores de Cataluña (UCC) y la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE). En el informe se analizan cifras del Instituto Nacional de Estadística, el Ministerio de Vivienda y el Consejo General del Poder Judicial.

La crisis y el desempleo hicieron que muchos catalanes no pudieran pagar sus costosas hipotecas. Entre 2003 y 2009 se firmarmás de 1,2 millones de créditos, que alcanzaron un techo medio de 184.000 euros en 2007. Sin embargo, la burbuja inmobiliaria estalló y en el primer trimestre de 2010 se realizaron 5.602 ejecuciones inmobiliarias, casi cinco veces más que hace tres años. En total se perdieron 39.433 hogares.

El año pasado, una de cada cinco ejecuciones en España afectó a una familia catalana. Esta proporción se traduce en ocho hipotecas por cada 1.000 hogares en propiedad. Aunque Murcia, Baleares, Canarias y Valencia figuran por delante en la lista, los autores del infome subrayaron que muy probablemente se trata de segundas residencias. Barcelona es, con 23.606, la provincia con más ejecuciones realizadas en el periodo analizado (el primer trimestre de 2007 y 2010). El aumento fue mayor en Girona, que quintuplicó el número de casos, hasta 4.990. En Tarragona se notificaron 8.053 y en Lleida, 2.748.

El sindicato y las dos asociaciones anunciaron que presentarán una iniciativa legislativa popular para reformar la actual ley hipotecaria española porque ahora la ejecución de una hipoteca no exime al propietario de la toda la deuda con el banco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 2010