Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Ecotasa

Actualmente, en España existe una suerte de impunidad que permite a algunos contaminar gratuitamente sin pagar por ello contraprestación alguna. El resultado es obvio, el daño causado se acumula siendo la sociedad en su conjunto, y principalmente las generaciones futuras, las que deberán acarrear con el alto coste de restaurar un medio ambiente dañado.

Es insensato e injusto que sigamos sin gravar con una ecotasa el uso de bolsas de plástico o ciertos envoltorios, los vuelos en avión u otras actividades contaminantes, pues obviamente si en su precio no se incluye el importe necesario para restaurar el daño ambiental que causan, este permanece impagado siendo a su vez una competencia desleal para aquellos otros productos o actividades medioambientalmente respetuosas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 2010