Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El voto de 'los 777 de Móstoles' calienta las primarias

- Trinidad Jiménez pide "respeto a las decisiones de la dirección" del partido

Pucherazo, según la RAE: "Fraude electoral que consiste en alterar el resultado del escrutinio de votos". Nada menos. Tremendo vocablo que el equipo del secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha venido utilizando para calificar la decisión tomada el pasado viernes por la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE: que los militantes de la disuelta agrupación de Móstoles van a poder votar en las primarias. Él no. Ya pueden preguntar, repreguntar y azuzar los periodistas, que Gómez mantiene el tipo. En las formas, porque en el fondo sus palabras comedidas traslucen la misma idea. "Ruego a la dirección federal que no estropee las primarias", dijo ayer en un acto en El Álamo.

El PSM encontró "irregularidades" en Móstoles y disolvió la agrupación

Sus miembros llevan dos años en el limbo mientras se estudia su situación

Porque permitir ahora el voto de los 777 militantes que tenía la agrupación de Móstoles cuando fue disuelta -en 2008, dos semanas después de que Gómez fuera reelegido secretario general-, con el censo cerrado e "informes jurídicos" en contra sería "enturbiar" el proceso, añadió Gómez. Sería, además, ilegal, vino a decir, aunque con las mismas formas templadas: "Exigimos a la dirección federal que se ajuste a la legalidad". Trinidad Jiménez, en otro acto en Alcobendas, pidió "respeto" a las decisiones del partido.El candidato a candidato, eso sí, repitió en varias ocasiones que confía plenamente en el buen hacer de Ferraz. "No tengo ninguna duda de que la dirección federal se va a ajustar a la legalidad". Por dos motivos: "Porque es nuestra esencia como socialistas", argumentó. Y "porque este proceso de primarias es una oportunidad electoral, un trampolín para recuperar la Comunidad de Madrid".

Mientras Gómez compartía chorizos y morcillas con los militantes de El Álamo con ocasión de las fiestas patronales, Trinidad Jiménez trataba, en Alcobendas, de quitar hierro al asunto, aunque no pudo eludir la cuestión del pucherazo. "Conozco a Gómez y sé que jamás utilizaría una expresión de esas características para referirse a una decisión del partido", aseguró, según recoge Europa Press. Jiménez, que presentó su candidatura a las plataformas de la zona Norte, pidió "respeto para los órganos del partido". No quiso entrar a valorar si los 777 votos de Móstoles -la segunda agrupación más numerosa de la región- inclinarían la balanza en su favor, como aseguran algunas fuentes. "No se me ocurriría presuponer quién va a votar a favor de uno y de otro, porque queda casi un mes para que los militantes tomen esa decisión", señaló la ministra de Sanidad.

¿Tienen o no tienen derecho a votar los militantes de Móstoles? Según a quién se pregunte. Tomás Gómez y sus partidarios creen que no. Primero, porque el censo para votar en primarias está cerrado desde el 17 de julio y entre los 17.842 nombres no están los de la agrupación, que se disolvió en 2008 tras detectarse "múltiples irregularidades", como filiaciones infladas con personas que no vivían en la localidad. Desde Ferraz apuntan a que el hecho de disolver una agrupación no implica que sus miembros dejen de ser militantes. Pero el entorno de Gómez enarbola el artículo 72 de la Normativa reguladora de la estructura y funcionamiento general del partido, parte de sus Estatutos: "En caso de disolución de la agrupación, los antiguos militantes perderán todos sus derechos".

De los 777 militantes de Móstoles, 140 acudieron a la Comisión federal de Ética y Garantías y pidieron ser habilitados para votar en estas primarias. El comité considera que tienen derecho a ello. Todos los que no hayan sido expulsados por las irregularidades cometidas lo tendrían. La pelota está ahora en el tejado de la Ejecutiva Federal del PSOE, que debe "recibir" el informe y "aplicarlo", es decir, establecer en la práctica cómo van a votar esas personas, según explicaron ayer fuentes de la dirección del PSOE. La Ejecutiva tendrá que determinar si los militantes deben ponerse al corriente de las cuotas, cómo se les va a incluir en el censo... Y lo hará "lo antes posible", según la misma fuente. La Ejecutiva se reúne este lunes.

Un comunicado firmado por 16 militantes de Móstoles reivindicaba ayer su "derecho a participar en un proceso democrático como lo van a hacer el resto de militantes del PSM". Los firmantes critican que ese derecho "se tilde de pucherazo". Y se preguntan: "¿Sería este un proceso limpio y transparente impidiendo que 700 militantes no puedan participar en las primarias, aunque no hayan sido expulsados de la organización?". También aseguran que aún no saben por qué llevan dos años apartados. "Si alguien tiene pruebas de algún comportamiento irregular contra algún militante, que utilice los cauces del partido para que se adopten las medidas oportunas".

Sobre el retraso en normalizar la situación de la agrupación de Móstoles, desde el entorno de Gómez aseguran que el proceso de reafiliación exige ir caso por caso, y que los informes aún no han concluido. Gómez presenta oficialmente su candidatura hoy.

Los socialistas de Leganés también elegirán en primarias a su candidato a la alcaldía, según informó ayer el PSM. La normativa del PSOE prevé aplicar el sistema de primarias si lo solicita el 40% de la agrupación municipal correspondiente. En el caso de Leganés, 465 afiliados (el 46,8% del censo) solicitaron abrir el proceso para elegir candidato a la alcaldía en mayo de 2011.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de septiembre de 2010