Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la caza del votante 2.0

Los partidos aumentan su presencia en Internet ante la proximidad de las elecciones - Las redes sociales permiten extender el mensaje a nuevos electores

Los partidos catalanes se afanan por encontrar huecos donde colar su mensaje y estar al día de todas las novedades para no estar perdidos en las elecciones de otoño. ¿Dónde está el foco? En Internet. La Red permite a los partidos extender su mensaje, y a los votantes contrastar sus ideas. Una herramienta que los partidos deben saber utilizar para sacar provecho en las elecciones. En los anteriores comicios, en 2006, los blogs y los vídeos de YouTube eran el no va a más en la innovación política. En estos comicios el ritmo lo impondrán las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter. ¿Ganar las elecciones pasa por hacer una buena campaña en Internet? "Rotundamente sí", responde Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación, que valora sobre todo la importancia de las redes sociales: "El número de catalanes que participa en las redes es espectacular, y forma parte de la vida cotidiana de los ciudadanos".

Los partidos son conscientes de ello y se han puesto las pilas. La comunicación unidireccional, el mensaje del candidato a sus votantes sin posibilidad de respuesta es un asunto que ya se zanjó en los comicios de 2006, cuando todos los candidatos tenían su propia web. La del presidente de la Generalitat, José Montilla, se nutre del contenido que cuelga su equipo de comunicación. La de Artur Mas, líder de CiU, incluye un videoblog, una iniciativa pionera en la política catalana cuyo contenido renueva puntualmente cada semana.

También los partidos tienen solucionado el recurso de los blogs. La mayoría de los diputados del Parlament tiene uno -la Ccámara catalana, bajo la presidencia de un ciberactivista como Ernest Benach, también ha avanzado mucho en su implantación y participación en la Red- y se pueden consultar todos en las páginas de las formaciones.

Pero a la velocidad que crece Internet, estas acciones que hace cuatro años eran novedades se convierten en antiguas: lo que se lleva ahora es la participación. Político y votante se mezclan en la Red, un gran espacio de debate. Esquerra Republicana ha abierto una web (www.decideixes.cat) donde se puede enmendar su programa electoral -aseguran que se incorporarán algunas de las propuestas enviadas-, colaborar con el partido e, incluso, participar en un concurso para diseñar el anuncio electoral. También el PSC ha creado un espacio (www.socialistes.cat) más abierto que la encorsetada web del partido, que agrupa las iniciativas socialistas en al Red.

2Gutiérrez-Rubí valora estas acciones: "Una de las características de la cultura digital es que se trata de un espacio colaborativo". La campaña se vivirá con máxima intensidad, afirma, en las redes sociales, porque "son dinámicas". "En esta campaña la pieza central será Twitter", destaca. "Twitter echará fuego en las elecciones", añade Jordi Cuminal, secretario de comunicación de CiU y responsable de la estrategia 2.0 de los nacionalistas. Cuminal trabaja en la Red con una filosofía: "Quien lo haga bien en Internet no tiene garantizado ganar las elecciones; pero quien quiera ganar las elecciones deberá hacerlo bien en Internet". Consciente de la importancia de la Red, el partido nacionalista es pionero en algunas iniciativas: ha sido el primero en tener una red social propia (www.cativistes.cat) y en breve pondrá en funcionamiento una aplicación para IPhone.

Falta de tiempo

La presencia de los candidatos en Facebook y Twitter es desigual. Todos tienen un perfil propio en la primera red; la mayoría lo nutren de contenidos ellos mismos, aunque Montilla y Mas también echan mano de sus colaboradores. En la segunda, menos implantada, ningún candidato tiene perfil. Todos los partidos aseguran que los políticos no tienen tiempo para llenar de contenido una red social que requiere una atención constante: "Joan Herrera no ha abierto Twitter porque demanda una frecuencia de comentarios muy alta. No lo haremos para que lo llene otra persona", justifica Marc Rius, jefe de campaña de ICV. Pese al abandono de los líderes, las formaciones sí están volcadas en Twitter: cada una tiene su perfil y cuenta en sus filas con twitteros muy activos: cualquier mitin de Montilla y Mas puede seguirse en directo por esta red gracias a los comentarios de los asistentes.

Pero en las redes sociales no basta solo con estar, sino con actuar de acuerdo con las exigencias de cada espacio. "Quién no entienda las dinámicas 2.0, la forma de relacionarse, será automáticamente rechazado: las redes no admiten las trincheras ideológicas", analiza Gutiérrez- Rubí. Jordina Freixanet, responsable de acción política en la red del PSC, considera que el papel de los partidos en Internet no debe ser "publicidad política". "Luchamos por la creatividad social; no se trata solo de comunicar, sino también de participar. Que la gente se pueda implicar", asegura Freixanet.

Todo en busca del votante 2.0, un nuevo foco electoral que caza de entre los más activos en la web: "Internet te permite llegar a un sector de la población que no recibe mensajes de otra manera, y además en su formato", opina el diputado del PP Santi Rodríguez. Ignasi Llorente, portavoz de ERC, completa: "Nosotros nos acercamos a la gente, y la gente se acerca a nosotros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de agosto de 2010