Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo aprecia conductas ilícitas en Marsans e informa a la fiscalía

La inspección ve indicios de delitos de estafa, contra Hacienda y los trabajadores

El Ministerio de Trabajo cree que "la dirección del Grupo Marsans" pudo incurrir en delitos contra sus trabajadores y la Seguridad Social. Así que la inspección ha paralizado el procedimiento sancionador y puesto los hechos en conocimiento de la fiscalía. Los trabajadores de Marsans dejaron de cobrar su salario con regularidad en noviembre pasado. Desde el mismo mes, el grupo turístico -entonces propiedad del líder de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de su socio, Gonzalo Pascual- tampoco pagaba las cuotas empresariales a la Seguridad Social. Y en marzo dejó de abonar la "cuota obrera". También abandonó la limpieza y el mantenimiento de los centros de trabajo.

Estos hechos, reconocidos ante la inspección de Trabajo por los gestores actuales de Marsans, figuran en el informe que el ministerio ha enviado a UGT, como denunciante, y a los denunciados.

"Del conjunto de las conductas seguidas por la dirección del Grupo Marsans se entiende que se puede haber incurrido en conductas ilícitas penales", reza el documento, que enumera tres tipos de delitos recogidos por el Código Penal que se darían en este caso: contra la Hacienda pública, contra los derechos de los trabajadores y estafa.

Para UGT, la responsabilidad principal es de Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual. Durante la mayor parte del tiempo que sucedieron los hechos investigados Marsans era propiedad de ambos. Los también dirigentes de la CEOE vendieron el negocio a Posibilitum, de Ángel de Cabo, el 10 de junio.

Casi al mismo tiempo, Díaz Ferrán y Pascual solicitaron la suspensión de pagos, culminando así la agonía del grupo turístico. La situación se había agravado desde que la aerolínea Air Comet, propiedad de ambos, cesó su actividad en plena Navidad. La puntilla la puso la patronal internacional aérea, IATA, cuando el 20 de abril retiró a Marsans la licencia para vender billetes de avión.

Por su parte, Díaz Ferrán dijo desconocer el informe de Trabajo y añadió: "Nunca he llevado la gestión de Marsans, pero estoy seguro de que no se han cometido ilegalidades". Los actuales propietarios no hicieron valoraciones porque afirmaron no conocer el documento aún.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de agosto de 2010