El sector de las energías renovables advierte que el Congreso debate frenar su desarrollo

Inquietud, malestar y un punto de temor. El sector de las renovables, en plena discusión con Industria sobre recortes de primas -ayer mismo se celebró otra reunión con empresas fotovoltaicas- advierte que el Congreso va a debatir el posible freno a su desarrollo en el horizonte 2020. La advertencia se basa en un borrador de conclusiones sobre la estrategia energética a seguir en los próximos 25 años que debatirá mañana, a puerta cerrada, la subcomisión creada para tal fin en el Congreso.

Según el borrador que está ya en poder de partidos políticos y asociaciones y que se podría votar en septiembre, se propone un objetivo máximo para las energías renovables respecto al consumo final bruto de energía del 20,8% para 2020. Traducido a cifras, serían 64.441 megavatios renovables instalados.

Aunque esa potencia supera en una cuarta parte la existente ahora mismo (39.500 megavatios), desde las asociaciones se señala que se rebaja significativamente tanto la propuesta manejada para las renovables en el documento para el denominado Pacto de Zurbano como el contemplado en el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables hasta 2020 (PANER). Respecto a las cifras enviadas a Bruselas, la rebaja que se va a debatir en el Congreso para las renovables, según las asociaciones, oscila entre los 10.000 megavatios (primer documento enviado a Bruselas en noviembre de 2009) y los 5.000 megavatios (Plan de Acción elaborado en junio).

En términos generales, el documento que se va a debatir prevé un aumento de la potencia global instalada en 2020 del 25%, con lo que se situaría en 126.072 megavatios.

Por otra parte, el Gobierno ha decidido poner freno a posibles excesos de la industria eólica por dos vías. A la anunciada revisión de las primas, con descensos del 35% para aquellas instalaciones puestas en marcha a partir de 2007, se suma una limitación de las subvenciones en función de un techo de horas de viento al año, que afectará a aquellos parques más productivos y rentables, informa Julián Rodríguez.

El borrador de real decreto enviado por el Ministerio de Industria a las comunidades autónomas y a las patronales plantea limitar la producción primada a partir de una media de 2.350 horas de viento al año. Industria introduce novedades sobre las ya anunciadas al establecer los límites de horas en función de cada parque, "considerando la energía efectivamente inyectada a la red en el conjunto del sistema eléctrico", pero "estableciendo el cálculo de horas por cada planta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de julio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50