Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos piden a Sanidad que corrija las "deficiencias" al recetar genéricos

Farmaindustria mantiene su decisión de llevar a la consejería a los tribunales

El Colegio de Médicos de Álava ha avisado al Departamento de Sanidad de que la forma en que ha decidido potenciar el uso de medicamentos genéricos incumple normas como la de confidencialidad o el derecho a la libertad de prescripción. El órgano colegiado se posicionó a favor de los genéricos, pero pidió a la consejería que corrija las "deficiencias" de esta medida, por la que cuatro medicamentos deben ser recetados en Atención Primaria por su principio activo y no por los nombres comerciales.

Los informes jurídicos del Colegio explican que la medida, que supondrá un ahorro de seis millones de euros y obliga a emitir un informe a las direcciones territoriales de Sanidad si se quiere prescribir el medicamento de marca, vulnera la seguridad y la confidencialidad de las historias clínicas. Kepa Urigoitia, presidente del Colegio de Médicos de Álava, explicó ayer a EL PAÍS que los expedientes se han modificado automáticamente para que se prescriba el genérico, aunque sólo el médico que trata al paciente puede acceder a ellas. También alertó de que se han enviado listados de pacientes a los que se les ha cambiado el medicamento, lo que vulnera la Ley de Protección de Datos. Sus homólogos vizcaínos ya alertaron la semana pasada de que es "inadmisible y peligroso" que terceras personas puedan acceder a los historiales. Según Urigoitia, el Consejo General de Colegios de Médicos de España también se ha puesto en contacto con Sanidad por el mismo motivo.

El Consejo General de Colegios de Médicos también ha lanzado un aviso

Los médicos alaveses proponen, además, que la receta del medicamento genérico contenga también el nombre del laboratorio que "mejor cumple con la indicación terapéutica". Esta recomendación se basa en que "no todos los medicamentos genéricos son idénticos en su composición". Urigoitia reconoce que el principio activo es el mismo, pero que hay excipientes distintos, por lo que la composición total varía ligeramente. Un ejemplo: el excipiente puede tener glucosa, perniciosa para los diabéticos. Por ello, Urigoitia aboga por detallar al farmacéutico exactamente de qué laboratorio es el genérico que debe proporcionar. Otras voces restan importancia a este hecho y recuerdan que los genéricos cuentan con el aval del Ministerio de Sanidad y que son idénticos a los de marca.

Mientras que los informes jurídicos del colegio alavés indican que se invade la libertad de prescripción porque el cambio se ha hecho de forma automática, el vizcaíno reconoce que los médicos han tenido una "sensación de coacción" pero que la medida no les resta libertad. Ambos órganos subrayan que prescribir genéricos es "éticamente incuestionable" porque los doctores también deben contemplar la cuestión económica.

Mientras, Farmaindustria, la patronal farmacéutica en España, sigue preparando el recurso a la medida implantada en junio. A pesar de los contactos entre responsables de Sanidad y de Farmaindustria, la patronal presentará en breves, según informaron ayer sus portavoces, su recurso. Eso sí, desde el departamento se ha descartado ampliar el catálogo de medicamentos que deberán prescribirse por su principio activo. Esta decisión se debe a que los más caros son los que ya están en la lista.

Las claves

- Bengoa anunció en junio que cuatro medicamentos (Atorvastatina, Clopidogrel, Risedronato Semanal y Losartán- Hidroclorotiazida) deberán recetarse por su principio activo, lo que supondrá un ahorro de 6 millones de euros.

- Farmaindustria criticó la medida y amenazó con llevar la decisión a los tribunales. El departamento y la patronal farmacéutica se reunieron para acercar posturas, sin resultados.

- Los colegios de médicos de Álava y Vizcaya alertaron de que la forma en que se ha realizado el cambio pone en riesgo la confidencialidad de las historias clínicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 2010

Más información