Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder de la Iglesia alemana ocultó un caso de pederastia

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y arzobispo de Friburgo, Robert Zollitsch, ocultó un caso de pederastia en los años noventa, según el programa de televisión Report Mainz.

En su última edición, ese programa relata el caso de un sacerdote que abusó de niños y jóvenes durante más de 20 años en la localidad de Oberharmersbach y que fue jubilado por el arzobispado de Friburgo, cuando este tuvo conocimiento de los hechos, sin que se entablase denuncia ante la fiscalía.

Report Mainz cita una carta de Zollitsch -que era jefe de personal del arzobispado en la época- en la que este dice, en 1995, que poner el caso en conocimiento de la justicia solo habría sido "un acto de venganza ante un hombre viejo y enfermo" y que no serviría a nadie y podría llevar a una persona "a la ruina o incluso a la muerte".

El arzobispado de Friburgo ha reaccionado diciendo que en ningún momento hubo intención de ocultar nada y el propio Zollitsch ha reconocido que fue un error no poner al tanto de los hechos a la fiscalía.

"En esa época creímos que era la mejor decisión que además ayudaría a la reconciliación y a curar las heridas en Oberharmersbach", dijo Zollitsch en declaraciones a los medios alemanes.

"Hoy sabemos que eso no era correcto, hemos aprendido", agregó el arzobispo. Zollitsch, además, admitió que había debido seguir con más insistencia las pistas contra el sacerdote sobre el que hubo sospechas desde 1992.

Después de su jubilación, el sacerdote pederasta se suicidó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de julio de 2010