Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Barómetro de clima social de julio

Huelga minoritaria, pero justificada

Solo el 27% secundará la protesta, pero el 51% la considera oportuna

Huelga minoritaria, pero justificada
EL PAÍS

Los sindicatos juegan a favor de la corriente de crítica ciudadana a las medidas de recorte social del Gobierno, pero corren el riesgo de quedarse sin apoyo social para la huelga general de 29 de septiembre. Solo un 27% de ciudadanos encuestados tiene claro que participará en la huelga general, pese a que el 51% considera que la protesta está justificada y que es oportuna, según el sondeo de Metroscopia.

Los sindicatos actúan sobre un caldo de cultivo de profundo malestar social, pero el pesimismo ciudadano se extiende incluso al vaticinio sobre el éxito que tendrá la protesta. Y en contra de los convocantes juegan también los casi tres meses que quedan hasta la huelga general y que puede enfriar aún más el impulso movilizador de los sindicatos. El agosto la reforma laboral saldrá como ley del Congreso de los Diputados con apoyo de la mayoría de la Cámara, pero en el momento de la protesta el decreto ley del Gobierno llevará casi cuatro meses en vigor y habrá pasado el impacto del primer momento.

El desánimo hace que el 64% cuestione la utilidad de la protesta, es decir, que ese porcentaje asegura que, aunque fuera un éxito, el Gobierno no modificaría la reforma laboral que ha dado lugar a la convocatoria. Y si no sirve para nada, para qué participar, parece decir la mayoría de los ciudadanos. El 27% asegura que si participará con seguridad o que probablemente lo hará, mientras que el 67% no tiene intención de hacerlo.

Un dato curioso es que los votantes del PP tienen más intención que los del PSOE en hacer huelga general contra la reforma laboral. En ese dato está parte de la explicación de la estrategia de los populares, basada en esgrimir la bandera de los trabajadores, en presentarse como un partido sin aristas ideológicas y en guardar en lo posible los detalles de sus propuestas para la reforma laboral. Es decir, en aparecer como un partido de centro capaz de arrebatar votos al PSOE a costa de no provocar rechazo y de aparecer como aún más defensores del estado de bienestar que los propios socialistas. El Gobierno, tal y como hizo el propio Zapatero, tratará de explotar la indefinición del PP que, no obstante, debe concretar parte de sus propuestas en las enmiendas al proyecto de ley de reforma laboral.

Un 75% de votantes socialistas no piensa hacer la huelga general, mientras que el porcentaje es del 68% en el caso de los que apoyaron al PP en anteriores comicios.

El 52% considera que la huelga general no tendrá un seguimiento mayoritario y solo un 38% le augura éxito. En este caso, los porcentajes no presentan cambios en función de la adscripción ideológica de los encuestados.

Para el 51% la huelga general está justificada, frente al 43% que la considera injustificada. Y el 41% la ve inoportuna, frente al 51% que la considera adecuada. También en este caso, hay más votantes del PP que apoyan la oportunidad y la justificación de la actuación de los sindicatos que del PSOE. Todo lo que sea contra el Gobierno bien está, aunque sea convocado desde la izquierda sindical, parecen decir. La consecuencia política lógica será que la dirección del PP tendrá que hacer lo imposible para no pactar el texto final de la reforma laboral y poder rentabilizar así el descontento social de la huelga general de septiembre, aunque formal y públicamente ponga distancia.

Sobre otra protesta sindical, la del Metro de Madrid, el sentimiento ciudadano está bastante consolidado: el derecho de huelga es incuestionable, pero deben respetarse los servicios mínimos y se rechaza la actividad de los llamados piquetes informativos. El 55% dice que el derecho de huelga está por encima de todo, sea o no un servicio público; el 84% asegura que deben respetarse esos servicios mínimos y el 66% que los piquetes suelen actuar como elementos de coacción y amenaza.

Zapatero mejora, aunque el PP consolida su ventaja

Lo mejor para el PP es que pasan los meses y su ventaja en estimación de voto se consolida.

Y lo mejor para el PSOE es que no aumenta su retroceso, que la sangría de votos por las medidas impopulares que adopta el Gobierno parece haberse cortado, aunque cada mes que pasa se hace más insalvable la diferencia. Todavía no hay síntomas de recuperación.

El PP tiene una ventaja de 10,8 puntos, sin diferencias con la encuesta de hace un mes. El PSOE apenas ha perdido dos décimas y el PP ha ganado una en el último mes, lo que supone un cambio imperceptible. Los votantes populares mantienen una fidelidad del 84%, frente a solo el 45% de los que apoyaron al PSOE en las anteriores elecciones generales.

José Luis Rodríguez Zapatero, además, se da un respiro después de meses de caída libre, porque ha bajado en siete puntos el porcentaje de los que desaprueban su gestión. Todavía un 69% desaprueba su gestión y sus niveles de confianza ciudadana siguen por los suelos.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, sigue siendo el miembro del Gobierno con mejor valoración, muy lejos del resto. Y los peores, una vez más, Celestino Corbacho y Manuel Chaves.

Negro estado de la nación

A pocos días del debate sobre el estado de la nación, la percepción ciudadana es de pesimismo sobre la situación económica, pero también sobre la situación política. El 89% de los encuestados califica negativamente la situación económica. Y lo que es peor, el 82% considera que aún falta tiempo para que empiece a mejorar la situación mundial y el 89% la española. Este porcentaje es el más alto desde junio de 2009, lo que da idea del repunte de pesimismo ciudadano. Y el 32% califica negativamente su situación económica familiar. El desánimo se extiende a la política, porque además de rechazar a los principales líderes políticos, el 77% asegura que la situación política española es mala o muy mala, frente a solo el 7% que tiene una opinión positiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de julio de 2010

Más información