Huelga en el metro

Relevado el portavoz del comité que pidió "reventar Madrid"

Vicente Rodríguez, que hasta ayer era el portavoz del comité de huelga, es "un hombre de sangre caliente", según uno de sus compañeros del Sindicato de Conductores de Metro. La Comunidad de Madrid amenazó con llevar a la fiscalía una frase suya: "Vamos a reventar Madrid". Él pidió disculpas públicamente, pero volvió a repetirla en la última asamblea de trabajadores, celebrada el jueves. Su temperamento "no beneficia a la negociación", según le dijeron ayer sus compañeros de sindicato, que le pidieron que dejara el puesto. También se lo reclamaron otros miembros del comité de huelga (CC OO, UGT, Solidaridad Obrera y Sindicato Libre). Rodríguez "se ha quemado con el acoso de los medios", dice Antonio Asensio, sustituto y miembro de CC OO, que queda al frente de la negociación por su sindicato después de que el secretario general de Comisiones en Metro, Ignacio Arribas, se marchara ayer de vacaciones.

Más información

Metro insistió ayer en dejar claro que ni Rodríguez ni Asensio son portavoces válidos del comité de huelga con los que negociar. La explicación tiene que ver con las convocatorias de paros. Los tres primeros días de huelga fueron convocados por los cinco sindicatos. Y el que arrancó ayer la pidió por escrito solo Solidaridad Obrera aunque cuenta con el respaldo verbal del resto de formaciones sindicales. "El comité de huelga solo lo forma Solidaridad Obrera, pero eso no impide que se pueda dialogar con los demás", afirmó por la mañana la presidenta Aguirre.

"Lo que quiere la presidenta es dividirnos, porque podemos nombrar el comité como queramos", según Manuel Fernández, de Solidaridad Obrera. La normativa exige que en el escrito de convocatoria de una huelga se incluya un comité "con una composición concreta", explica Jesús Lahera, profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad Complutense, y por lógica quienes firman son representantes de los convocantes. "Aun así, no hay una prohibición expresa de que los miembros del comité de huelga sean exclusivamente representantes de los convocantes", añade.

Este experto asegura que la normativa deja en manos de los convocantes la opción de incluir en el comité de huelga a otros miembros. Lo lógico "es que el convocante nombre a los representantes del comité de huelga", explica. Sin embargo, se pueden producir acuerdos entre sindicatos para incorporar a nuevos miembros, dice Lahera. Para asegurarse de estar en la negociación, todos los sindicatos presentarán hoy una nueva convocatoria de huelga, que requiere un plazo de 10 días para ser efectiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de julio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50