La OMC considera ilegales parte de las ayudas europeas a Airbus

La Organización Mundial del Comercio (OMC) certificó ayer que parte de las ayudas públicas concedidas por la UE al consorcio aeronáutico Airbus para el desarrollo de aviones como el superjumbo A-380 son ilícitas, porque representan un subsidio a la exportación. La OMC ordena la retirada de las subvenciones en un plazo de 90 días. Pero es una derrota a medias, porque avala el sistema de créditos reembolsables que utilizan los Gobiernos europeos para financiar el lanzamiento de nuevos aviones, como al A-350.

El dictamen de la OMC tiene su origen en una demanda presentada por la estadounidense Boeing hace seis años, en la que acusó a su rival europea de elevar la cuota de mercado gracias a ayudas públicas masivas que cuantificó en 200.000 millones de dólares. Dinero, afirma, con el que no podría haber lanzado nuevos modelos, como el A-380.

La OMC cree que los préstamos de los que se beneficiaron programas como el superjumbo estaban sujetos a unos tipos de interés por debajo de los de mercado. Pero la opinión del organismo, recogida en más de 1.000 páginas, permite a los europeos cantar victoria, al considerar compatible con las reglas internacionales el principio sobre el que se sustenta el sistema de créditos.

Boeing, por su parte, considera que la decisión es clara y que las ayudas ilícitas "deben cesar sin dilación", porque dan una clara ventaja a Airbus. Jim McNerney, su consejero delegado, cree por ello que debe restaurarse "una competencia justa" en la industria. Calculan que su rival debería reembolsar 4.000 millones de los que se benefició el A-380.

El consorcio europeo (Francia, Alemania, España y Reino Unido) estudia ahora con Bruselas y sus socios la posibilidad de apelar. Aunque deja la puerta abierta a la negociación con Washington. Una opción que el gigante estadounidense de la defensa rechaza, o al menos hasta que se sepa el veredicto sobre las ayudas que recibe de la NASA y el Pentágono.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS