Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un paro amenaza el Azkena Rock

Los sindicatos convocan huelgas en la hostelería vitoriana por la negociación del convenio - La protesta coincide también con el Europeo de triatlón

No es habitual que coincidan, como ocurre el próximo fin de semana, dos acontecimientos de repercusión internacional en Vitoria. Y es menos frecuente aún que ambos, el Azkena Rock Festival y el Campeonato Europeo de Triatlón, puedan verse afectados por una huelga. Los paros han sido convocados por los sindicatos CC OO, UGT, LAB y ELA, que animan a los trabajadores de hoteles, bares y restaurantes de la ciudad a no acudir a sus puestos entre mañana y el domingo.

El motivo de la protesta son las condiciones del convenio de este año. Las centrales critican que la patronal del sector pretenda reducir el salario base un 20% a los nuevos empleados, congelar la antigüedad y crear una bolsa de 174 horas, en las que los empleados pueden ser llamados a trabajar con un día de antelación. "Solo queremos alcanzar un convenio de transición para este año en el que no perdamos poder adquisitivo. Sabemos cuál es la coyuntura económica y únicamente pretendemos mejorar nuestras condiciones lo que se pueda", explicó ayer a EL PAÍS, Conchi Castillo, portavoz de CC OO en Vitoria.

Ambas partes se reúnen hoy para intentar alcanzar un acuerdo

El festival musical espera superar este año los 44.000 asistentes

La patronal califica la huelga de "irresponsable" y recuerda la crisis que atraviesa el sector. Con todo, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Álava, Pedro Castellanos, confía en desbloquear la situación antes del inicio del Azkena Rock, que arranca a las cinco de esta tarde. El paro está convocado a partir de las 7.00 de mañana. La oportunidad de solucionar el conflicto llegará a las nueve de la mañana de hoy, momento en que ambas partes se reunirán para tratar de alcanzar un acuerdo que evite perjudicar dos de los eventos con mayor proyección de la capital alavesa.

Tanto la patronal como los sindicatos, que no se sientan a negociar desde el pasado 18 de mayo, estiman que el acuerdo llegará, aunque sea in extremis, como ha ocurrido en otras ocasiones anteriores por motivos similares. Hasta ahora se han resuelto los problemas, si bien en una ocasión el desbloqueo de las negociaciones llegó pocas horas antes del inicio de las movilizaciones. Un 60% de las 7.000 trabajadores del sector en la capitala alvesa está afiliado a alguna de las centrales convocantes.

Pese a que los hoteles, prácticamente llenos, y los bares consultados albergan la esperanza de que patronal y sindicatos alcanzarán finalmente un acuerdo, en los foros de Internet sobre el festival de rock, que el año pasado reunió a más de 34.000 personas -este año se espera llegar a los niveles de 2006, cuando sumó 44.000 asistentes-, ya se ha empezado a reflejar cierto desasosiego entre quienes llegarán de fuera de Euskadi. Y es que el alcance de la convocatoria podría afectar seriamente al ambiente festivo tras los conciertos y al servicio en los hoteles.

El plan previsto por los sindicatos es, salvo un acuerdo de última hora, celebrar pequeñas manifestaciones a las siete de la mañana de viernes, sábado y domingo que saldrán de la estación de Renfe. Los piquetes recorrerán las principales calles de Vitoria -Dato, Prado y Avenida Gazteiz- para cerrar bares y sacar a los trabajadores de los establecimientos hosteleros.

Un cartel de primerísima fila

La novena edición del Azkena Rock Festival de Vitoria arranca hoy en Mendizabala con "uno de los mejores carteles" de su historia, según un portavoz de la empresa organizadora, Last Tour International. Y es que este año Bob Dylan y Kiss encabezan una lista de 31 solistas y grupos. Para ellos se han preparado dos escenarios.

Con más de 80 millones de discos vendidos en todo el mundo, Kiss, en pleno tour Sonic Boom Over Europe: From The Beginning To The Boom, tocará mañana a las 0.35 los temas de Sonic Boom, su primer disco de estudio 11 años.

Dylan, quien llegará a Mendizabala en su autobús privado, actuará el sábado a las 21.00. Más allá de las grandes figuras del rock, los organizadores señalan que los grupos "de la letra pequeña" pueden dar grandes sorpresas. Por ello, la organización recomienda estar atentos a bandas que pueden crecer mucho en los próximos años o que son bastante desconocidas para el público español como Kitty, Daisy & Lewis y The Hold Steady, que actuarán hoy, o Imelda May, que lo hará el viernes.

Slash, el ex guitarrista de Guns'n'Roses, presentará mañana su último trabajo en solitario, un disco con un total de 14 temas que cuenta con la colaboración de Ozzy Osburne, Iggy Pop o Chris Cornell, entre otros.

Robert Gordon, todo un referente del rockabilly, llegará al Azkena el sábado, día de cierre, a las 19.10 junto a The Russian Roulettes, Chris Isaak, The Hives, Bad Religion, Audience, el quinteto The Cubical y Toilet Boys. Hoy estrena la jornada inaugural Bronze y la completarán Baskery, The Legendary Shack Shakers, The Jim Jones Revue, Gov't mule, Airbourne y The Black Lips.

Ante la previsión de que el festival atraiga a miles de visitantes extranjeros, sobre todo franceses, los organizadores han habilitado una zona de acampada dentro del recinto para dar opción de alojamiento a los asistentes con un presupuesto más ajustado.

En relación a la posible huelga, los organizadores aseguraron ayer que los paros "no traspasarán las cuatro paredes de Mendizabala. Sólo afectarán a la vida que puedan hacer fuera. Respetamos el derecho a la huelga de los trabajadores y nos encargaremos de dar el servicio más completo que podamos".

Por los escenarios del Azkena Rock han pasado en años precedentes desde clásicos como Iggy Pop (con The Stooges), Sex Pistols, Alice Cooper, Roger McGuinn (The Byrds), Ray Davies (líder de The Kinks), Deep Purple, New York Dolls, The Pogues o MC5 hasta Pearl Jam, The Black Crowes, Wilco, My Morning Jacket, Queens Of the Stone Age, Juliette Lewis o Wolfmother. En estos años se han quedado en el tintero otros grandes del rock como Neil Young o Tom Petty.

Celebrado por primera vez en 2002, los promotores del festival empezarán a preparar el del año que viene este mismo domingo. Y es que el décimo aniversario se celebrará por todo lo alto, con la edición de un documental de Juanma Bajo Ulloa y un libro incluidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 2010

Más información