Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los magistrados abordan el lunes el séptimo intento de fallo del Estatuto

El Tribunal Constitucional enfilará la próxima semana la recta final de la sentencia del Estatuto catalán, después de que ayer su presidenta ordenase convocar Pleno sobre "votación y fallo" del Estatuto para el lunes y días sucesivos. La convocatoria implica que el mismo lunes comenzará la deliberación sobre el texto de la ponencia de la presidenta, María Emilia Casas, y en caso de que sea rechazado, se procederá en los días siguientes a la votación por bloques de materias, por artículos, e incluso por preceptos o incisos.

Según fuentes jurídicas, el problema es que un bloque del articulado se puede votar en un minuto y con un solo término de un precepto se pueden enredar varios días. Por ello, nadie se atreve a hacer cálculos sobre los días que se prolongará la deliberación.

Las fuentes consultadas aseguran que los magistrados no se han movido de sus posiciones, lo que apunta a una sentencia dura contra el Estatuto catalán. Los jueces del sector conservador quieren que la sentencia se dicte cuanto antes, ya que se encuentran en la mejor de las expectativas para lograr un texto que amplíe notablemente las 13 tachas de inconstitucionalidad de la ponencia de Casas y encima vaya firmado por la presidenta. Un nuevo aplazamiento que diese lugar a la renovación les haría perder esa oportunidad, ya que si el PP consigue finalmente llevar al Constitucional a sus candidatos Enrique López y Francisco Hernando, estos serían inmediatamente recusados por todo cuanto han escrito y opinado sobre el Estatuto de Cataluña.

En su reunión de ayer, el Pleno notificó el auto por el que no admite a trámite la revisión de la recusación de Pérez Tremps, y ultimó los otros ocho en los que ratifica su propia competencia para sentenciar el Estatuto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 2010