Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primeras dimisiones en el caso de los espías

Gamón espió a la secretaria que denunció al jefe de Telemadrid, según Laviana

"Hay que pegarse a ella y grabarle, le decía mi marido a Nacho González"

El 9 de junio de 2005, Noelia del Val, secretaria del director de Telemadrid, Manuel Soriano, le denuncia por acoso sexual. Dos investigaciones se ponen en marcha. Una es transparente y legal, la dirigen un juez y un fiscal que da la razón a la querellante. La otra, clandestina e ilegal, la dirige un inspector de policía, Sergio Gamón, que no está al servicio del juzgado, sino del Gobierno de Aguirre, aunque entonces ejerce de jefe de la escolta de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Su ex esposa, Yolanda Laviana, no solo confirma su intervención en tales pesquisas ilegales -"hay que acercarse a ella y a su entorno y grabarle, le decía mi marido a Ignacio González"-, sino que asegura que Aguirre le nombró director general de seguridad por los servicios prestados en aquel escándalo. La denuncia fue archivada por la Audiencia Provincial. Laviana, que ayer fue despedida como secretaria de Soriano, hoy presidente de Telemadrid, por sus acusaciones en este diario contra Gamón, está dispuesta a testificar en el juzgado sobre el espionaje, y el PSOE ha solicitado ya su interrogatorio.

"Me pedía datos de la vida privada de la denunciante", dice su ex esposa

Del Val: "Fui espiada y seguida. Pincharon mi teléfono...".

Laviana explica así el nombramiento de Gamón como director general de seguridad de la Comunidad de Madrid en mayo de 2006. "Hoy creo que le fichó por el tema de Noelia del Val [secretaria que denunció por acoso sexual a Manuel Soriano, entonces director de Telemadrid].Pensé que era un compromiso que ella tenía para recuperarlo como hombre de confianza. Hoy creo que en el momento que se hizo fue porque lo necesitaba conmigo para el tema de apoyo que necesitaba Soriano de investigación". Laviana fue precisamente testigo ante el juez del caso, y apoyó durante su interrogatorio la tesis de Soriano de que nunca sometió a acoso sexual a Noelia del Val.

"Hoy diría lo mismo que dije entonces. Que no hubo acoso sexual". Asegura Laviana que siempre vio que entre ambos hubo una relación muy cordial, nunca tensa, ni de acoso. Pero tal convicción suya no excluye la brutal maniobra que presenció en primera persona del aparato de Aguirre en contra de la denunciante del director de Telemadrid.

¿Cuál fue el papel jugado por Gamón en ese escándalo? "Sé que a él lo llamaron para pedirle información de cómo estaba yo y cómo veía yo el tema, y él me acompañó en una cita que tuve con un ex policía, que decía que estaba investigando para ayudar en el tema de Noelia del Val, para ayudar a Soriano entiendo, y requerían de mí información sobre su vida personal y profesional. Yo de la vida personal de Noelia sólo le contaba detalles al juez, pero es cierto que a mi marido cuando me interrogaba, yo le contestaba. Yo, sobre la vida privada de Noelia, sólo le hablaba a él y al juez".

¿Qué datos exigía Gamón? "Quería saber de su relación con M.F., un directivo de Telemadrid, la relación de desequilibrio o tormentosa con su pareja, un camionero, y cómo ella decía que había sufrido violencia de una de sus parejas". Laviana corrobora que Del Val fue espiada por el equipo que lideraba Gamón. "De Noelia llegó a saberse todo. Desconozco si es legal o no, o si es lo normal cuando se recopila información sobre quien denuncia. Pero lo sabían todo". ¿Qué es todo? "Pues cuántas veces había ido a hospitales, o si había partes médicos. Una vez escuché que le indicaba a Ignacio González que deberían pegarse a ella gente joven en discotecas o con su entorno, hacerlo camuflados, y grabarles, y preguntar a su hermano en el bar".

Laviana precisa aún más detalles: "En el tema de la denuncia de acoso sexual a Manuel Soriano, Sergio Gamón, estando con la vicepresidenta del Gobierno, es requerido por la presidenta y Nacho González [el vicepresidente primero] para ayudar a Soriano".

Y añade sobre la labor de su ex marido: "Le llamaban de Sol [sede de la presidencia regional] y se reunían con él para saber de mí y conocer mi opinión sobre el tema y valorar la situación, pero jamás hablaron conmigo de ello, era mi marido el encargado de interrogarme y de solicitarme información sobre Soriano, Noelia y la situación en Telemadrid. Hoy con todos los datos que tengo creo que hábilmente me utilizaron para tener información. Es en esas fechas y en esta ocasión cuando le ofrecen a Gamón lo que realmente quiere, ser director general de seguridad, y él sabe que cuenta con el beneplácito de Ignacio González y con las reservas de Alfredo Prada [entonces consejero de Interior y su teórico jefe}, pues le era impuesto. Por lo tanto, y desde el principio Sergio trabajaba a las órdenes de Nacho González y para Nacho González, aunque su jefe inmediato fuera Prada, Sergio sabía que era impuesto y estaba encantado con esta situación. esto le endiosaba".

Laviana da más datos de los movimientos de la ofensiva contra Noelia del Val: "El subdirector [de Telemadrid] Vizcaíno me pide que me reúna con un policía retirado que trabaja para el PP y que va a ayudar recabando información sobre el tema de Noelia. Me reuno en una cafetería de Pozuelo, en Kinépolis, y me pide que lleve o escriba todo lo que recuerde de ella personal o profesionalmente, que estuviera tranquila, que era un policía retirado que trabajaba para el PP y estaba en el Canal de Isabel II. Cuando nos volvemos a ver, Sergio viene conmigo, porque él ya ha hablado con la presidenta y me acompaña, pero yo no le doy a esta persona ninguna información sobre la vida personal de Noelia, nada más la comento con Sergio y luego con el juez. A este señor lo vuelvo a ver en el único acto al que acompaño a Sergio en tres años, su toma de posesión".

"Durante ese tiempo", añade Laviana, "vi cómo hablaban sobre todos los pormenores de la vida de Noelia y de sus amigos. En los interrogatorios que me hacía Sergio (eran eso más que conversaciones) contaba algunas de las confidencias que Noelia hacía a su entorno de trabajo, como que se casaba a fines de año con M.F.".

Habla Noelia del Val

El testimonio que brinda Laviana, y que obra en poder de su abogado, coincide con la percepción que tuvo entonces Noelia del Val, la secretaria que denunció por acoso a Manuel Soriano: "Que fui espiada, es verdad, que fui seguida, es verdad. Me siguieron cuatro sujetos. Uno de ellos era alto y calvo. Una vez me encaré con uno. Le dije que me dejara de seguir. Y se dio la vuelta. No puedo decir quiénes eran, pero tengo mis sospechas, que me reservo. Usaban dos coches, uno rojo y otro negro. Vigilaban mis citas con mi abogada y con mi psicóloga. Mi teléfono de casa estuvo pinchado. Había interferencias cuando hablaba y me robaron el móvil de mi despacho en Telemadrid cuando lo tenía en mi bolso. Y se inventaron que había sufrido malos tratos de mi ex pareja".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 2010