Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica vende el 8% de PT para lograr hacerse con Vivo

La española temía que le impidiesen votar en la junta

Los directivos de Telefónica saben que el resultado de la votación de la junta de Portugal Telecom (PT) sobre su oferta por Vivo será apretado. Por eso, no podían permitirse el lujo de arriesgarse a que su 10% del capital se quedase sin votar. Ante el temor a que se le privase de su derecho a voto en la junta del 30 de junio por un conflicto de interés, Telefónica ha preferido vender el grueso de su participación (un 8%) a inversores que puedan apoyar la oferta por el 50% de Brasilcel, la sociedad holandesa que controla Vivo.

Telefónica comunicó ayer a los supervisores de los mercados de España y Portugal que ha reducido su participación desde el 10% al 2,02% (incluido un 1,5% que posee de forma indirecta). Fue una comunicación escueta. La compañía no dio cuenta del precio (unos 630 millones a valor de mercado), de las posibles plusvalías (un primer análisis apunta que las hay, pero no muy cuantiosas), de los compradores ni del modo de colocación. Solo dijo que completaría la información "en los términos y plazos legalmente establecidos".

UBS, TPG-Axon y SG declaran que han comprado un 8,03% de la portuguesa

Fuentes financieras indican que la operación se ha realizado durante varios días a través de diversos intermediarios. Lo lógico es que hayan procurado que las acciones acaben en manos de inversores que apoyen la oferta, pero estos no han asumido compromiso alguno al respecto y votarán libremente. La española no tiene tampoco ningún pacto u opción de recompra de esas acciones.

En su oferta, Telefónica concedía a PT una opción de compra sobre su paquete en la lusa. Si se acepta la oferta por Vivo, y PT (o quien esta designe) quiere ejercer esa opción, Telefónica tendrá que recurrir a compras en el mercado para luego entregar las acciones. Fuentes financieras creen que lo lógico es que Telefónica haya contratado una cobertura frente al riesgo de subida de la cotización de PT para poder cumplir ese compromiso.

Después de que Telefónica confirmase la venta del 8%, PT comunicó al supervisor que UBS, TPG-Axon Capital y Société Générale (SG) han realizado compras por un 8,03% del capital. Puede que no todas las acciones procedan de Telefónica, aunque al menos en el caso de TPG-Axon parece bastante probable que así sea.

UBS compró un 2,99% el 17 de junio, de modo que alcanza una participación del 5,84% (un 2,63% directo, un 2,94% en nombre de clientes y el otro 0,27% a través de filiales de gestión de fondos). UBS es asesor de Telefónica en su oferta sobre Vivo, así que la española puede contar con esos votos.

TPG-Axon, por su parte, compró un 4,24% el lunes a través de dos fondos de inversión. TPG-Axon es un fondo de alto riesgo (hedge fund) controlado por Dinakar Singh, un antiguo socio de Goldman Sachs, que fundó la firma en alianza con TPG, el gigante de la gestión de fondos que intentó comprar Iberia. El perfil del fondo le hace candidato a votar en favor de la venta de Vivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 2010