Las consecuencias del ajuste económico

La reforma laboral empieza a andar gracias a la abstención generalizada

Obama llama a Zapatero para elogiar sus "valientes y adecuadas medidas"

Sin entusiasmo de nadie, solo con el voto a favor del PSOE, con mayoría de abstenciones y con el compromiso de incluir enmiendas en el trámite parlamentario, arranca hoy la reforma laboral que el Gobierno ha aprobado por decreto y cuya convalidación no tendrá problemas. Esta es la previsión inicial de lo que ocurrirá hoy a media tarde cuando se vote en el Pleno del Congreso la convalidación y, después, en una nueva votación, su tramitación como proyecto de ley.

Precisamente, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, telefoneó ayer al presidente José Luis Rodríguez Zapatero para felicitarle por las "valientes y adecuadas medidas" que ha adoptado, al tiempo que resalta que estas se han tomado con "la dosificación necesaria", según informan fuentes gubernamentales. Asimismo, el presidente de EE UU valora la presidencia española de turno de la Unión Europea y, singularmente, el logro personal de Zapatero de imponer el llamado test de esfuerzo de los bancos para conocer su solvencia.

Más información

Lo cierto es que uno de los ajustes que elogia Obama, la reforma laboral, ha provocado la convocatoria de una huelga general para el 29 de septiembre. Ahora bien, solo es previsible que hoy tenga el rechazo de la izquierda minoritaria, es decir, de IU, ICV, BNG y probablemente Nafarroa Bai. El resto de grupos, previsiblemente se abstendrá, aunque algunos como el PP , CiU, Coalición Canaria y ERC no fijarán definitivamente su posición hasta hoy mismo. CiU descartó anoche votar sí.

El PNV ya ha anunciado la abstención. A su juicio, la reforma no respeta "la existencia de un marco sociolaboral vasco". Y es "más del despido que de la contratación". La dirección de Coalición Canaria acordó ayer descartar el voto negativo.ERC se mueve entre la abstención y el no. Su portavoz, Joan Ridao, remitió al Gobierno un documento con propuestas concretas sobre las que espera una respuesta. A UPyD no le gusta en absoluto la reforma pero se abstendrá para que pueda haber debate.

Una vez que el decreto se transforme en proyecto de ley, empezará una tramitación rápida que puede ocupar los meses de julio y quizá agosto. La dirección del Grupo Socialista está persuadida de que los empresarios no contratarán hasta que no tengan en la mano un texto definitivo; de ahí, la prisa.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante un pleno en el Congreso de los Diputados.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante un pleno en el Congreso de los Diputados.ULY MARTÍN

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de junio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50