Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del ajuste económico

"El decreto reafirma y legitima la huelga", dicen los sindicatos

La CEOE afirma que la reforma ha quedado en "reformita"

Es la hora del Parlamento y los sindicatos lo saben. Por eso, los líderes de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, con parte de la cúpula de las organizaciones, van a pasar muchas horas en los despachos de los grupos parlamentarios. La reunión que ayer mantuvieron con ERC -el día anterior con CiU- coincidió con la publicación del decreto de la reforma laboral. El cambio ha sido a peor respecto al texto que el Gobierno les envió el pasado viernes, una vez rotas las negociaciones del diálogo social.

"El texto reafirma y legitima la huelga general. No solo no resuelve los problemas, sino que los agrava", proclamó Cándido Méndez al terminar la reunión con el portavoz de ERC, Joan Ridao. "Lejos de mejorar el texto, lo ha empeorado notablemente", señaló Fernández Toxo. Este anima a los grupos a rechazar "sin dudas" el decreto que se someterá a la convalidación del Parlamento el día 22. No obstante, los sindicatos saben que hay muchas posibilidades de que la convalidación se produzca ya que, a excepción de la izquierda, el resto de grupos parlamentarios, aunque con matices, creen necesaria la reforma laboral. Por eso los sindicatos quieren influir en ellos para que introduzcan cambios sustanciales. Hoy se reunirán con los representantes de IU, ICV, PNV y también con la dirección del Grupo Socialista. Esta última es la reunión más delicada, porque el PSOE sufre especialmente la ruptura con los sindicatos al haber basado buena parte del proyecto de Zapatero en el diálogo y la paz social.

Méndez y Toxo se vuelcan en explicar su rechazo a los grupos políticos

Pero no es probable que Toxo y Méndez sean hoy en la reunión con el PSOE menos duros de lo que fueron ayer. Ambos consideran que el Gobierno ha abaratado el despido notablemente y deja un margen inmenso a los empresarios para rescindir contratos sin tener que justificar las causas. También consideran un contrasentido que se levanten restricciones a las Empresas de Trabajo Temporal, cuando en la Administración se ha producido un fuerte "tijeretazo", recordó Méndez.

Pero el malestar de los sindicatos no significa que la CEOE muestre satisfacción por el decreto. Al menos esa es la apariencia que el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, quiere ofrecer. La reforma laboral "de calado se ha quedado en una reformita", declaró a Punto Radio, porque "no satisface las necesidades de la economía española". Eso sí, reconoció que supone "un avance" respecto a la actual legislación laboral. La CEOE analizará hoy oficialmente el decreto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de junio de 2010