Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

Furia israelí contra Turquía

Un millar de israelíes se manifestaron ayer frente a la Embajada de Turquía en Tel Aviv para protestar por las "provocaciones" del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, al que llamaron "terrorista" y "fascista". La concentración, que fue repelida por policías a caballo, comenzó a última hora de la tarde, cuando los primeros manifestantes llegaron a la legación diplomática, situada frente a la playa. Según los medios locales, algunos de los manifestantes lanzaron piedras contra el edificio y corearon insultos contra Erdogan, quien aparecía en un cartel con el bigote de Adolf Hitler.

La policía impidió que un grupo colgara la bandera de Israel en la sede diplomática, en la que trataron de entrar. Ante el edificio, los manifestantes prendieron fuego a la bandera de Turquía. Los israelíes acusan al primer ministro turco de haber orquestado la flotilla de la libertad para "provocar" a Israel mediante un intento de romper el bloqueo a la franja de Gaza. El asalto israelí a esos barcos ha provocado la crisis diplomática más grave en las relaciones entre los dos países, que en los noventa alcanzaron el nivel de aliados con la firma de una serie de acuerdos políticos, económicos y militares.

Los manifestantes, que llevaban numerosas banderas de Israel, colocaron frente a la Embajada turca banderas de Armenia para recordar el holocausto armenio en época del Imperio Otomano, a principios del siglo XX.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010