Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia argentina ordena reabrir el 'caso Aerolíneas'

El ex socio de Díaz Ferrán está acusado de vaciar la compañía

La Cámara de Casación Penal de Argentina ha revocado el fallo de un tribunal inferior y ordenado que se reabra la causa contra el empresario español Antonio Mata, investigado por el "presunto vaciamiento de Aerolíneas Argentinas" y acusado de "administración fraudulenta". La condena máxima por ese delito podría ser de seis años de prisión.

El 15 de octubre de 2001, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) adjudicó por un dólar Aerolíneas Argentinas, que había recibido de Iberia y con fuertes pérdidas, a Air Comet (70% de Gonzalo Pascual y de Gerardo Díaz Ferrán, dueños de Viajes Marsans, y 30% de Air Plus). Antonio Mata, presidente de esta última, pasó a ser presidente de Aerolíneas, cargo que ocupó hasta junio de 2006, cuando abandonó la empresa. Mata vendió su participación, según aseguró, por presiones de sus socios Díaz Ferrán y Pascual, deseosos de mantener "relaciones directas" con el Gobierno argentino y con el secretario de Transportes, Ricardo Jaime (ahora procesado por corrupción en otras iniciativas empresariales).

Según el fallo de la Cámara, el juez de instrucción deberá investigar si en el balance de octubre de 2002 de Aerolíneas se incluyó una afirmación falsa "consistente en la capitalización de 1.238 millones de pesos, supuestamente aportados por la SEPI que en realidad fueron meros asientos contables entre la SEPI y la sociedad Air Comet, responsable del gerenciamiento de Aerolíneas". Esta operación habría causado daño al Estado argentino, que no pudo aportar una suma de dinero similar y que vio "sensiblemente disminuida su participación activa en la aerolínea de bandera".

Igualmente se investigará si los 758 millones de dólares (618,3 millones de euros al cambio actual) entregados por la SEPI a Air Comet no se destinaron, como era obligatorio legalmente, a cancelar pasivos de Aerolíneas Argentinas. "Air Comet era la empresa controlante de Interinvest SA, que a su vez se demuestra que era la controlante de Aerolíneas", informa la Cámara de Casación, para la que existen indicios de que el dinero de la SEPI pudo ser destinado por Mata a otros pagos.

Además, Mata acumulaba los cargos de presidente de Air Comet, presidente ejecutivo de Aerolíneas y presidente de Interinvest, puestos incompatibles "que podían perjudicar a la compañía".

Los jueces de la Sala III de la Cámara de Casación consideran que el delito no ha prescrito, en contra de lo fallado por el Tribunal Nacional de Apelaciones, porque se produjeron "actos interruptivos" que no fueron tenidos en cuenta. Aerolíneas Argentinas fue finalmente expropiada por iniciativa del Gobierno de Cristina Fernández de Kichner en diciembre de 2008. El Grupo Marsans ha recurrido ante el Centro de Arbitraje del Banco Mundial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010