Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JAVIER ROJO | Presidente del Senado

"Ahora queda lo más difícil, la cocina"

El presidente del Senado, Javier Rojo (Pamplona, 1949), paralizó hace año y medio el procedimiento para que la Cámara nombre a cuatro nuevos magistrados del Constitucional, y lo retomó ayer.

Pregunta. ¿Por qué ahora sí hay que avanzar y antes no?

Respuesta. Porque lo solicitó la mayoría en la pasada Mesa y Junta [los órganos de gobierno del Senado].

P. Pero la situación es la misma que hace 20 meses.

R. Habíamos iniciado un camino que era el de buscar el consenso necesario para que desde el inicio supiéramos que íbamos a buen puerto. No se ha dado, a pesar de que se ha intentado por activa y por pasiva, por arriba y por abajo. Como no se ha dado, la mayoría parlamentaria [todos los grupos menos el PP] ha solicitado que se inicie el proceso. Por tanto, los tiempos son distintos porque es la primera vez que se plantea en estos términos la cuestión.

P. Entonces lo que ha cambiado es que lo pide el PSOE, porque los demás ya lo pedían.

R. Todos los grupos querían que hubiese acuerdo para que al final hubiese una votación con tres quintos [la mayoría necesaria]. No hay que olvidar que es un camino largo, duro y difícil, por utilizar una frase de otros tiempos. No hemos hecho más que iniciar un camino, pero hoy la situación está como está. La culminación es que haya una propuesta que tenga tres quintos. Por esa complejidad ha estado parado, porque no había acuerdo.

P. Sigue sin haberlo.

R. A día de hoy sigue sin haber acuerdo. Pero la mayoría de los grupos entiende que de esta forma se pueden iniciar los contactos para el acuerdo. Eso no me compete a mí. Ahora queda lo más complicado y lo más difícil, la cocina. Hace falta mucha negociación, hablar, pocos titulares y mucha reflexión.

P. ¿Cómo de largo puede ser?

R. Me gustaría que esto lo pudiéramos ver en julio.

P. Aunque el procedimiento es jurídico, el impulso es una decisión política. ¿Le preocupa como lo utilice el PP?

R. Me gustaría que viésemos las cosas con normalidad y entendiésemos que es el momento de la negociación, del diálogo. De situaciones y de negociaciones más complicadas hemos salido. Lo que no se puede es tener todas las renovaciones bloqueadas. Porque esto es tanto como decirle a los ciudadanos que somos unos incompetentes. Y yo no creo que lo seamos. Yo tengo la conciencia muy tranquila y puedo decir que he intentado por todos los medios que hubiese un acuerdo, que es la base fundamental del éxito. Ha sido imposible. Debemos sentarnos con responsabilidad a buscarle una solución en el Parlamento.

P. Pues vuelvo al principio, ¿por qué ahora es el momento de la negociación y antes no lo era?

R. Es que ha habido [negociación]. Lo que pasa es que no ha habido acuerdo. Claro que ha habido. Se ha hablado para desbloquear esto y no ha habido forma. Ahora, la mayoría de los grupos parlamentarios trasladan esta posición a la Cámara. Y el PP dice lo que quiere, legítimamente, y hace su papel. Cada uno hace su papel. Pero vuelvo a repetir que esto será el éxito de todos si la propuesta tiene tres quintos. Si no, habremos fallado. Y volveremos a estar como al principio, sin renovación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 2010