Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación quiere que su prueba de nivel cuente en la nota final

Los centros rechazan usar esas notas en sus evaluaciones

El examen de Conocimientos y Destrezas Indispensables (CDI) es una prueba externa que puede pasar a convertirse en un examen interno. La consejera de Educación, Lucía Figar, presentó ayer los resultados del examen que hicieron entre abril y mayo los alumnos de 6º de Primaria y 3º de ESO. Los escolares han mejorado respecto al curso pasado, con un notable de media en Primaria y un aprobado por los pelos en ESO (5,32).

Figar explicó que este curso han adelantado la celebración de la prueba y la presentación de resultados a petición de los centros educativos para que "el centro que libremente quisiera, pudiera tener en cuenta la nota de la CDI y pudiera hacer el porcentaje con el peso relativo que quisiera" de cara al último curso, informa Efe. La consejera añadió que se lo pidieron los directores de instituto para que los centros, y sobre todo los alumnos, se tomen más en serio una prueba que a día de hoy no cuenta en el expediente.

Pero el anuncio de que la prueba de nivel de la Comunidad de Madrid pueda hacer media -a criterio de los profesores y en el margen de su independiencia, según añade un portavoz de Educación- presenta algunas dudas.

Los representantes de directores de primaria y secundaria dudan de que los centros tengan en cuenta una prueba que han cuestionado desde su implantación. La oposición (PSOE e IU) considera que es una "barbaridad" incluirlo en el expediente y que puede suponer complicaciones legales. Es lo mismo que señalan distintos inspectores educativos consultados por EL PAÍS. Fuentes de la alta inspección del Ministerio de Educación rechazan de forma tajante que este tipo de exámenes se puedan emplear para evaluar a los alumnos.Han mejorado los alumnos de Primaria (con la mejor media desde 2006) y también los de Secundaria, que aprueban por primera vez desde que se instauró la prueba en su ciclo en 2008. La consejería defiende que esta mejora se debe principalmente al esfuerzo realizado en matemáticas, una asignatura en la que Educación incluyó modificaciones después de los devastadores resultados en la prueba de Problemas (2,69) con dos asignaturas optativas: Ampliación de Matemáticas para los más avanzados y Refuerzo para los que tienen peores notas.

Figar rechazó ayer que la mejora se deba a que los exámenes hayan sido más fáciles que otros años como señalaron algunos profesores durante ambas pruebas. Cree que ha habido "mejor preparación" y que los estudiantes de Secundaria se lo han tomado "más en serio". El curso pasado, la consejería se reunión con directores y jefes de estudios y la mayoría coincidía en que los alumnos adolescentes no tenían motivación. Por eso, la consejería abre la puerta a que la prueba sirva para evaluar a los alumnos, si los profesores quieren y sin dar más indicaciones a los centros.

"Es cierto que muchos chicos no se motivan con estas pruebas", admite José Antonio Martínez, presidente de la Asociación de Directores de Instituto de Madrid (Adimad). "Pero también es verdad que la prueba de CDI no cuenta con nuestra aprobación general, dudo que incluirla en la evaluación sea la fórmula más adecuada", añade Martínez, que considera además que es un proceso "difícil de articular" y del que nadie les ha informado.

Santiago Gómez, presidente del Consejo de Directores de Colegios Públicos de Primaria, tampoco conocía esta novedad, pero no le convence. "En mi opinión no creo que usemos el resultado porque es una prueba externa y preferimos la evaluación continua", señala.

Distintos inspectores consultados -dos dependientes de la Comunidad y otros dos del Ministerio de Educación- señalan además que emplear ese examen como un elemento más en la cuarta evaluación de los alumnos presenta pegas técnicas y posibles problemas legales.

El currículo y los criterios de evaluación se aprueba por el claustro de profesores a principio de curso, según el Reglamento Orgánico de los Centros (ROC) de la Comunidad de Madrid por lo que esta modificación no debería incluirse ahora, según las fuentes técnicas que indican, además, que este tipo de pruebas externas no se deben emplear para calificar a los alumnos.

"Si los centros usan este examen para evaluar, los padres están en su derecho de presentar reclamaciones, y las ganarían", considera el diputado socialista Adolfo Navarro, que tilda de "exótico" el anuncio de la consejería. "Es una barbaridad pretender que cuente un examen en cuya elaboración no participan ni profesores ni inspectores", añade Laly Vaquero, diputada de IU. "Como sigan adelante, lo denunciaremos a la Alta Inspección", concluye.

Mejores resultados

- Los alumnos de 6º de Primaria obtuvieron una nota media de 6,79, la mejor desde 2006.

Los alumnos de 3º de ESO pasan por primera vez el aprobado con un 5,32.

La media más alta es la

de la prueba de Dictado

de Primaria, con un 8,30.

La nota media más baja es, también en Primaria, la que sacaron en Problemas (4,78).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010

Más información