Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella planea pedir a la UE ampliar los plazos para reducir la polución

La contaminación en Madrid supera los límites recomendados por Bruselas

El tráfico genera gran parte de la contaminación en Madrid, y así parece que va a ser durante mucho tiempo. El dióxido de nitrógeno (NO2), un gas tóxico emitido por los vehículos, llegó en 2009 en la capital a 55 microgramos por metro cúbico, y superó los límites recomendados por la Unión Europea (42 microgramos para 2010).

El problema es que el año que viene la UE ya no recomienda, sino que obliga a cumplir los límites (más bajos aún, 40 mcg/m3). Y el Consistorio tiene dudas de que vaya a poder cumplir la normativa.

De ahí que la concejal de Medio Ambiente, Ana Botella, declarara el pasado miércoles en una entrevista con la cadena SER que estudia pedir una moratoria a Bruselas en el cumplimiento de estos límites, una posibilidad contemplada en la directiva europea de calidad del aire.

Cobo asegura que el aire en Madrid es saludable, aunque no descarta medidas

Pero con moratoria o sin ella, el Ayuntamiento sigue sin plantear medidas concretas al plan para luchar contra la contaminación, presentado en dos ocasiones (2006 y 2009), pero que hoy por hoy todavía no se ha concretado en nada. La zona de bajas emisiones de la que se habló sigue sin detallarse y la principal medida que reduciría la polución, la limitación del paso de vehículos por esa zona, todavía no se ha planteado. Según Medio Ambiente, es una de las posibilidades que está en estudio. Pero no dice nada más. Ni si se aplicará en algún momento de este año o los siguientes, ni a qué tipo de vehículos afectaría ni en qué zonas concretas de la capital se llevaría a cabo.

El vicealcalde, Manuel Cobo, declaró ayer en la conferencia de prensa posterior al consejo de gobierno, que el aire en Madrid es "saludable" de acuerdo a los baremos que establece la UE. Y aseguró: "Nunca se puede descartar ninguna medida", sea drástica o no. En resumen, que, por ahora, ni se descarta ni se aplica. Cobo aseguró además que el oficio enviado por la Fiscalía de Medio Ambiente al Ayuntamiento en el que se criticaba la calidad del aire y la forma de medición en Madrid tiene alguna "interpretación inadecuada".

De otro modo lo ve Pedro Santín, portavoz del PSM en la Comisión de Medio Ambiente del Consistorio: "O se actúa sobre el tráfico o la contaminación no bajará en Madrid", dijo. Santín acusó a Botella de no ser capaz de cumplir la normativa y de haberse olvidado de sus compromisos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de mayo de 2010