El TSJA avala las grabaciones que originaron el segundo juicio a Urquía

Arranca la vista oral contra el ex juez de Marbella por intento de extorsión

El segundo juicio contra el magistrado suspendido Francisco de Urquía comenzó ayer en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) con el convencimiento del tribunal de que las grabaciones que dieron origen al caso, y en las que un amigo del juez pedía una suma millonaria a un empresario para resolver sus problemas judiciales, son "perfectamente admisibles".

La defensa de Igor Mier, el amigo del juez que supuestamente reclamó hasta ocho millones de euros a un hostelero imputado en el caso Hidalgo para levantarle el embargo en uno de sus hoteles, dirigió ayer sus ataques a los pilares de la investigación. Pidió que se anularan unas conversaciones grabadas por el empresario extorsionado y que sirvieron a la Guardia Civil para comenzar a investigar las supuestas irregularidades del caso Hidalgo contra el blanqueo de capitales, todavía abierto en el Juzgado número 2 de Marbella. El abogado de Mier alegó que las grabaciones podrían estar alteradas, ya que fueron grabadas personalmente por Daniel Shamoon, hijo del empresario implicado, y no tuvieron un control judicial, informa Efe.

Más información
Urquía tacha de montaje la causa por soborno a imputados del 'caso Hidalgo'
Testigos de la 'jet set' denuncian que Urquía conocía la extorsión a imputados del 'caso Hidalgo'
Dos años de prisión para el ex juez Urquía por cohecho y prevaricación

El presidente del tribunal, Manuel Mazuelos, validó las escuchas y recordó que en los dos años que ha durado la instrucción no se han presentado otras grabaciones que pongan en duda su autenticidad. No hay "ni un mínimo indicio" de que el juicio no se desarrollará con plenas garantías.

Francisco de Urquía, antiguo titular del Juzgado número 2 de Marbella (Málaga), se sienta en el banquillo acusado de participar en este intento de extorsión y de poner en libertad a tres implicados del caso Hidalgo que pagaron previamente 60.000 euros. En el caso también está acusado Ar-naud Fabrice Albouhair, otro amigo del juez que supuestamente también le hizo de intermediario, y el empresario pakistaní Azan Khan, por pagar un soborno.

El ex juez marbellí se enfrenta a una petición fiscal de dos años de prisión, 30 de inhabilitación como magistrado y una multa de 8,1 millones de euros. Urquía ya ha sido condenado por cobrar 73.800 euros por prohibir un programa de televisión que molestaba a Juan Antonio Roca, máximo imputado de la trama corrupción marbellí.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Durante las cuestiones previas, el abogado de Urquía, Nicolás González Cuéllar, renunció a la declaración de la juez María Jesús del Pilar Márquez, a la que habían llamado como testigo. González Cuéllar aseguró que se había tomado esta decisión "para no afectar a la otra investigación" y defendió que Urquía siempre había actuado "con independencia e imparcialidad" en el caso Hidalgo.

Las defensas de Igor Mier y Arnaud Fabrice Albouhair trataron de aportar sin éxito varios listados de llamadas. El abogado de Mier quiso demostrar que fue el hijo del dueño del hotel quien realizó el primer contacto, algo que, según la defensa de Mier, lo convertiría en un "delito provocado". Albouhair pidió que se tuviera en cuenta el flujo de llamadas del testigo Philipe Junot, ex marido de Carolina de Mónaco y amigo de Shamoon, pero también se lo denegaron.

Las acusaciones tampoco tuvieron mucha suerte. Una de ellas pidió que también se juzgue al magistrado suspendido por un delito de falsedad. No se aceptó porque durante la instrucción ya se había archivado este aspecto. El juicio continuará hoy con el interrogatorio de Urquía y el resto de los acusados.

Claves de la vista

- El ex juez marbellí Francisco de Urquía será juzgado por participar en un intento de extorsión millonario a un empresario marbellí implicado en el 'caso Hidalgo' y por poner en libertad a otros tres acusados que supuestamente habían pagado 60.000 euros.

- El fiscal pide que le condenen a dos años de prisión, 30 de inhabilitación y una multa de 8,1 millones.

- En abril de 2009, el Tribunal Supremo le condenó por cobrar un soborno de 73.800 euros por prohibir un programa de televisión que molestaba a Juan Antonio Roca, máximo imputado del 'caso Malaya'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS