Marsans admite que algunos clientes se quedan en tierra

Una parte del sector pide al Gobierno que intervenga para evitar perjuicios

La crisis de Marsans ha entrado en una fase en la que las historias de viajeros afectados, con problemas en sus viajes, empiezan a surgir. Fuentes del grupo del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, admitieron ayer que la empresa está recibiendo reclamaciones de algunos pasajeros que se quedan en tierra, debido a que ciertos proveedores se niegan a prestar el servicio, y otros quieren devolver los paquetes vacacionales comprados para este verano como precaución ante los problemas financieros del grupo. "Algunos casos se solucionan y otros se intenta", señalaron las mismas fuentes, que alertan de que la generación de alarma entre los clientes engorde aun más la cadena de devoluciones y retroalimente la crisis de la empresa.

Algunos de sus proveedores, como hoteles o touroperadores, han cortado el grifo del crédito, según fuentes del sector.

Fuentes de los trabajadores citadas por Efe han llegado calcular que Marsans tiene en estos momentos a "cientos de clientes tirados por el mundo" y, si interrumpe su actividad, dejará sin vacaciones a miles de personas que ya han contratado sus viajes para este verano.

La patronal hotelera de Benidorm HOSBEC ha pedido al Gobierno que intervenga de forma "rápida" en Viajes Marsans. En un comunicado, el presidente de HOSBEC, Antonio Mayor, ha recalcado que "el sector no puede permitir que una empresa como Marsans suspenda operaciones, por el tremendo efecto de arrastre que puede tener con proveedores".

Iván Losada Castell está evaluando la situación de la compañía para la búsqueda de un eventual comprador, pero no representa los intereses de la compañía valenciana Nuevas formas y Diseño (NFB), que no está interesada en la adquisición de los activos de la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50