Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

La trama Gürtel se llevó la mitad de lo que gastó Canal 9 en la visita del Papa

RTVV adjudicó irregularmente 14,5 millones y pagó dos veces por el mismo servicio

La empresa pública Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) gastó 414.887 euros en pagar servicios extra que ya había contratado con la trama de corrupción del caso Gürtel a través de la empresa Teconsa para los actos de la visita del Papa a Valencia en julio de 2006. Canal 9 adjudicó más de 14,5 millones de euros para cubrir ese acontecimiento sin que mediara concurso, bien por el procedimiento negociado sin publicidad, bien directamente a dedo. Más de la mitad fueron para la sonorización e instalación de pantallas gigantes, que se llevó Teconsa, en funciones de empresa tapadera, por 7,5 millones, un contrato del que la trama que dirigía Francisco Correa sacó más de un millón en comisiones ilegales.

"¿Cuántos chanchullos hay debajo?", pregunta el socialista Luna

El sumario que instruye el juez Antonio Pedreira, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, permite reconstruir las irregularidades cometidas por la cadena pública, que dirigía Pedro García, íntimo amigo de Álvaro Pérez, a su vez cabeza visible de la trama en Valencia. Unas irregularidades que ayer esgrimió en las Cortes, en la sesión de control al presidente valenciano, Francisco Camps, el portavoz de los socialistas, Ángel Luna. "¿Cuántos chanchullos hay debajo de estas contrataciones?", se preguntó Luna, que insinuó que la trama de Correa no fue la única que se aprovechó del acontecimiento. "Gürtel no tenía el monopolio".

Para apoyar esta sospecha, el diputado socialista reveló que, entre las 289 facturas de proveedores aportadas por RTVV al sumario, hay 50 de una misma empresa, encargada de la instalación de andamios. De esas facturas, 38 son por el mismo importe, 1.392 euros, y dos superan los 40.000 euros. Según Luna, eso abunda en la práctica del fraccionamiento de contratos para no convocar concursos.

El contrato más suculento, el de la sonorización y pantallas, del que se benefició la trama, supuso un gasto extra para Canal 9 de 414.887 euros. El pliego de condiciones incluía contratar un seguro, pero la seguridad de las pantallas costó a RTVV 241.884 euros. Una empresa fue contratada para poner en marcha las pantallas por 98.775 euros. Canal 9 tuvo que destinar 20.416 euros a instalar transmisores en la zona para poder recibir la señal y colocó grupos electrógenos para alimentar las pantallas por otros 53.812 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 2010