Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Díez irrita a los grupos al cuestionar la pensión de los diputados

La portavoz de UPyD no renunció a las de eurodiputada y de ex consejera vasca

La diputada de UPyD, Rosa Díez, ha remitido una carta a las Mesas del Congreso y del Senado para suprimir lo que ella califica de "privilegios" de los parlamentarios, en forma de sistema de pensiones.

La carta asegura que el sistema actual "otorga derechos inalcanzables al común de los trabajadores, como demuestra la comparación de las legislaciones aplicables a unos y otros. Y lo que no se puede extender al conjunto de los ciudadanos, cuando de derechos sociales se habla, deja de ser un derecho para convertirse en un privilegio para aquellos que lo disfrutan". Fuentes de los grupos mayoritarios y de la Presidencia de la Cámara explican que no hay privilegio en el sistema actual, aprobado en 2006. Los grupos buscaron entonces un sistema para complementar las pensiones en casos muy llamativos en los que no había una actividad previa que generara esa pensión. Según esos datos oficiales, desde el año 1977 ha habido 3.609 parlamentarios de los que solamente 70 tienen reconocido un complemento de pensión, con una aportación media de Las Cortes de 1.066 euros mensuales.

Los grupos parlamentarios han recibido con irritación la iniciativa de Rosa Díez. Primero porque aseguran que acumula otros tres complementos que cobrará cuando se jubile y a los que no ha renunciado. Como ex consejera del Gobierno vasco recibirá el 50% del sueldo que cobre en ese momento cualquier miembro del Ejecutivo vasco y como ex eurodiputada dispone de un fondo de pensiones con aportaciones de dinero público del Parlamento Europeo. El cálculo es de unos 6.500 euros al mes, más la pensión máxima. También lamentan que Díez no haya elegido la vía de una proposición de ley de reforma del Reglamento del Congreso. Fuentes próximas a Rosa Díez aseguran que sólo se puede cobrar una pensión pública y que no tiene posibilidad de renunciar. La carta no será estudiada hasta julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de mayo de 2010