Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La corrupción atenaza al PP

Esperanza Aguirre: "La corrupción es consustancial a las instituciones"

La presidenta de Madrid se cree inocente por las escasas citas a ella en el sumario

En su esfuerzo por destacar su propia contundencia contra los implicados en el caso Gürtel, la presidenta Esperanza Aguirre llegó a decir ayer que "la corrupción es algo consustancial a todas las instituciones" y añadió: "Lo importante es qué se hace con los corruptos". La presidenta es consciente de que ésta es una cuestión que la distingue para bien de todo su partido. "Sin quitar un ápice a la presunción de inocencia penal, la responsabilidad política ha sido asumida desde el primer momento". Aguirre aprovechó una entrevista en la Cadena SER por las celebraciones del 2 de mayo, la fiesta de la región, para hacer alarde de su resolución política en este caso de corrupción ligada al PP.

La afirmación de la presidenta sobre las instituciones tuvo una respuesta inmediata por parte del secretario general de IU en Madrid, Gregorio Gordo: "La corrupción es consustancial al modelo político de Esperanza Aguirre, no a las instituciones".

Preguntada por las razones de la gran valoración ciudadana que le otorga una encuesta publicada ayer por EL PAÍS, Aguirre recordó los hospitales construidos, las líneas de metro y los colegios bilingües y añadió a los méritos su respuesta al caso Gürtel: "Yo he cortado todas las cabezas de los que presuntamente pudieran estar implicados en esto y por esa razón, creo, los ciudadanos madrileños me valoran incluso mejor este año que el año pasado".

Aguirre estableció además una sutil comparación: "El escándalo Gürtel son 67.000 folios de sumario. Bueno, pues a pesar de que se han puesto a buscar en él todos los militantes del Partido Socialista de Madrid, la mención de mi nombre sólo es para decir que yo soy una tal, insultos, y [para decir] cómo yo les estropeo sus negocios. Eso es lo que pasa, que la gente lo sabe perfectamente". El nombre de Esperanza Aguirre, apenas aparece en el sumario del caso Gürtel, especialmente en los cientos de horas de grabaciones transcritas entre los cabecillas de la trama, sus trabajadores y algunos políticos. "Para disgusto de mis adversarios", dijo. A continuación, tuvo que aclarar que se refería al PSOE, no a su propio partido. El presidente valenciano, Francisco Camps, aparece mencionado constantemente en las grabaciones a los corruptos. Incluso él mismo habla con uno de los cabecillas de la trama.

Las empresas corruptas nunca dejaron de trabajar con la Comunidad de Madrid y varios ayuntamientos del PP, a través de cargos muy cercanos a ella, como su consejero de Deportes y organizador de los actos institucionales, Alberto López Viejo.

Sin embargo, Francisco Correa, el líder de la trama, sólo se refiere a ella en las grabaciones para insultarla gravemente. La intervención de Esperanza Aguirre hizo fracasar un intento de pelotazo urbanístico en Majadahonda, urdido entre Francisco Correa y el entonces alcalde de Majadahonda, que consistía en vender unas parcelas municipales muy por debajo de su valor real a una empresa participada por Correa y otros. Recientemente, Aguirre llegó a decir que ella "destapó" el caso con aquella decisión. Correa llegó a pensar en montar un partido político en Majadahonda para hundir al PP local.

La comparación es obvia con la situación de Francisco Camps. El presidente valenciano sale citado constantemente por los investigados como un gran benefactor de la trama corrupta. Además, aparece él mismo en las grabaciones, ya que llamaba directamente al móvil al líder de la trama en la Comunidad Valenciana, Álvaro Pérez, a quien llamaba "amiguito del alma" y de quien recibía costosos regalos. Desde febrero de 2009, Camps jamás ha dado explicaciones públicas ante la prensa sobre este asunto.

En el nivel nacional, el partido tardó varios meses en tomar alguna medida, como apartar a un eurodiputado de las listas. En el caso del tesorero, Luis Bárcenas, no se apartó definitivamente de su cargo y de su escaño hasta que no se hizo pública la mayor parte del sumario Gürtel, a principios de abril, y tras asegurar que no había "nada nuevo" en el mismo.

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ayer en la parada militar del Día de la Comunidad. / claudio álvarez

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 2010