Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La política local y la inmigración

El Vendrell denunciará a los 'sin papeles' que tengan multas

El Vendrell (Baix Penedès, 36.000 habitantes) no recurrirá al padrón para denunciar ante la policía a los inmigrantes irregulares, denuncia que sí realizará con el resto de los trámites administrativos, como multas y gestiones municipales. Así se acordó ayer en el pleno tras semanas de ambigüedad en las que el alcalde, el convergente Benet Jané, mostró su apoyo a la decisión del Consistorio de Vic, gobernado también por CiU, de recurrir al padrón para denunciar a extranjeros indocumentados.

"Según la normativa, sería ilegal utilizar el padrón en este sentido", explicó Jané. Los votos en contra de CiU, el PSC, ERC y PP tumbaron la medida planteada por Plataforma per Catalunya (PxC), partido xenófobo que tiene cuatro concejales en el Ayuntamiento, los mismos que en Vic.

El pleno respondió apoyando otra enmienda de CiU que acuerda notificar a las autoridades todos los extranjeros en situación irregular detectados por "cualquier vía administrativa" al margen del padrón. "Así queda plasmado algo que ya veníamos haciendo, porque la ley así lo exige", ilustró el concejal de Seguridad, Jaume Domingo. La propuesta no concreta más, por lo que la oposición la interpretó como un gesto simbólico para cerrar espacio a las tesis populistas de PxC.

Este partido registró una fuerte subida en las municipales de 2007 al sumar el 18% de los votos. Ello se traduce en una presión sobre el gobierno en minoría de CiU para que asuma posiciones más duras con la inmigración, especialmente tras los conatos de violencia registrados en febrero, cuando vecinos de una barriada se enfrentaron con los Mossos tras la detención de un marroquí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de abril de 2010