Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Rural justifica el vaciado de la laguna protegida de Valdoviño

Conservación da Natureza sostiene que la desecación no produjo daños

"Hubo aperturas razonables y otras más drásticas, pero no hay constancia de afectación". El PP preguntó ayer al Gobierno gallego por el vaciado de la laguna de A Frouxeira (Valdoviño, A Coruña) para reafirmarse en una obra de desagüe que dejó prácticamente seco un humedal protegido a finales del pasado año. Medio Rural admitió de forma velada que la maniobra de desagüe de A Frouxeira fue un tanto "drástica" y se comprometió a buscar la fórmula idónea para controlar el nivel de humedal sin afectar a su delicado equilibrio natural.

La diputada popular Ángeles Díaz preguntó ayer en comisión parlamentaria a la Dirección Xeral de Conservación da Natureza -dependiente de Medio Rural- por las consecuencias de unas obras acometidas entre noviembre y diciembre de 2009 para abrir un canal de salida al humedal a fin de evitar que se inundase el paseo marítimo y las viviendas próximas. Con permiso de la Xunta y a petición del Ayuntamiento de Valdoviño, los operarios abrieron un canal que suprimió la barrera de arena que regulaba los niveles hídricos del humedal. En cuestión de horas, quedó reducido a poco más que un estanque que los ecologistas calificaron de "atentado ecológico".

Aunque confusa, la respuesta del director general de Conservación da Natureza, Ricardo García-Borregón, reconoció ayer que el ecosistema de A Frouxeira es "extremadamente frágil a los cambios". Descartó consecuencias irreversibles y señaló que la Xunta encargó a un equipo multidisciplinar un estudio pormenorizado del ecosistema para que sean los técnicos quienes decidan "cómo gestionar el humedal". Medio Rural justificó ayer su acción matizando que no es la primera vez que la laguna se deseca por la acción del hombre.

"Sorprendidos" por las críticas de PSdeG y BNG, a los que acusan de "hacer lo mismo", los populares aludieron a unas obras "poco afortunadas" ejecutadas en 2008 por el gobierno bipartito que dejó la laguna "ocho meses seca" después de abrir un canal por el que se precipitó con fuerza el agua arrasando una duna. En 2004, durante el último gobierno de Manuel Fraga, se levantó la barrera anticontaminación colocada para esquivar la marea negra del Prestige. Evitó la entrada de fuel, pero "tuvo otras connotaciones negativas".

Con 580 hectáreas de superficie, la laguna de A Frouxeira es un humedal protegido -con cinco figuras de preservación ambiental- por su peculiar ecosistema en el que habitan más de una decena especies de anfibios y pueblan especies vegetales muy escasas en la flora gallega. Es una de las lagunas costeras más singulares del norte peninsular alimentada por las mareas y las aguas de los regatos Lanzós y Castro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 2010