Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos aéreo en Europa

Niki Lauda: "Ha sido mi vuelo más bonito"

El ex piloto de fórmula 1 austríaco Niki Lauda, propietario de la aerolínea austríaca Fly Niki, desestimó ayer el supuesto peligro de la nube de ceniza del volcán islandés para vuelos comerciales, tras hacer un vuelo de prueba de unos 300 kilómetros sin pasajeros de Viena a Salzburgo.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Salzburgo con un Airbus A320 de su compañía, que pilotó él mismo, Lauda dijo: "Este fue el vuelo más bonito que jamás hice, con cielo azul. No entiendo nada de lo que pasa". En alusión al cierre del espacio aéreo en varios países europeos, incluida Austria, desde el pasado viernes, Lauda comentó que el vuelo de prueba transcurrió sin problemas.

"Queríamos demostrar con este vuelo que, a pesar del polvo del volcán, no se ha depositado nada", manifestó el piloto, tras agregar que no tuvo miedo ni un mal presentimiento durante el viaje. El aparato permanecerá en Salzburgo para que sean examinados posibles restos de polvo volcánico en sus motores, aunque Lauda se mostró convencido de que no se encontrará nada sospechoso.

El dueño de Fly Niki criticó duramente el cierre del espacio aéreo en Austria y otros países europeos y amenazó incluso con querellarse contra Austro Control, la autoridad responsable de la seguridad aeronáutica en Austria, si no lo reabre enseguida. Austro Control anunció anoche que reabrirá el espacio aéreo nacional a las seis de la mañana de hoy, tras haberlo mantenido cerrado desde el pasado viernes.

Fly Niki es propiedad en un 50% de Air Berlin, la empresa alemana que más ha protestado por las restricciones de vuelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de abril de 2010