Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior afirma que los tres abogados detenidos eran "comisarios" de ETA

Los arrestados habían dado información sobre Rubalcaba a la cúpula de la banda

La rueda de prensa de Alfredo Pérez Rubalcaba explicando los detalles de la operación contra ETA del miércoles -a la que calificó como de "máxima importancia"- se centró ayer en tres de los 10 detenidos: los abogados Arantza Zulueta, Iker Sarriegi y Jon Enparantza, que, según el Ministerio del Interior, actuaban como "comisarios políticos" de ETA en las cárceles, imponían una "disciplina férrea" en el colectivo de presos, intermediaban en el pago de extorsiones, captaban militantes -y les concertaban citas, generalmente en Francia-, recopilaban y entregaban información sobre posibles víctimas -entre las que estaba incluido el propio Rubalcaba, según él mismo declaró-, facilitaban la huida de terroristas buscados por las fuerzas de seguridad y servían de correa de transmisión y comunicación entre la banda y las redes sociales de su entorno.

La Guardia Civil halla en los registros cartas de la cúpula etarra para presos

"Eran letrados a tiempo parcial", afirmó el ministro. "Dedicaban una parte a ser abogados y otra a ser enviados de ETA". Rubalcaba explicó que las fuerzas de seguridad sospechaban desde hace tiempo que utilizaban su profesión para hacer tareas distintas a la abogacía, pero que había costado mucho conseguir las pruebas necesarias para llevar a cabo las detenciones. La operación tuvo como origen la documentación intervenida al ex jefe del aparato político de ETA Francisco Javier López Peña, Thierry, capturado en Francia en mayo de 2008.

La Guardia Civil ha encontrado abundante documentación en los registros -domiciliarios y de los lugares de trabajo- que se llevaron a cabo el miércoles. Se han encontrado, según fuentes de la investigación, cartas que demuestran que los abogados actuaban como intermediarios. Había misivas de presos dirigidas a la cúpula etarra y, a la inversa, cartas de la cúpula que debían ser entregadas a los reclusos.

Rubalcaba dijo que, tras la operación, será más difícil para la banda terrorista enviar mensajes a sus "gentes", y recibirlos, en un momento en el que tiene importantes dificultades de comunicación. Se refirió también a la disidencia interna. "A lo mejor hay algún preso que se siente aliviado por estas detenciones", aventuró. "Es una posibilidad cierta que alguno prefiera tener a su abogado defensor en la celda de al lado". El ministro aseguró que toda la documentación recabada en los registros tiene que ver con la actividad de los letrados relacionada con ETA y que no hay nada que afecte al derecho de defensa de los presos.

Apenas se habló de los otros siete detenidos -Naia Zuriarrain, empleada del despacho de Zulueta; Asier Etxabe; José Domingo Aizpurua, Pitxas, veterano dirigente etarra; Erramun Landa, profesor de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco y hermano del ex eurodiputado por HB Karmelo Landa; José Luis Gallastegi, ex miembro del comando Barcelona que participó en el atentado de Hipercor (por lo que cumplió 13 años de condena) y delegado del sindicato LAB en el sector de pesca; Juan María Jáuregui, afiliado de LAB ya jubilado; y Saioa Agirre, portavoz de Etxerat, asociación de familiares de presos. Rubalcaba sólo dijo que todos pertenecían al entramado legal y que no había un reparto concreto de tareas entre ellos.

Los tres protagonistas de la operación

- Arantza Zulueta. Voz habitual entre los abogados de la izquierda abertzale. Suma tres décadas de ejercicio, en las que ha liderado la defensa de numerosos reclusos etarras ante la Audiencia Nacional. Ha participado en los sumarios contra Jarrai, Haika y Segi; el 18-98; y el juicio contra Gestoras y Askatasuna. Resultó elegida concejal en Bilbao, pero su lista fue ilegalizada.

- Jon Enparantza. Padre de cinco hijos, es el abogado de la familia de Jon Anza. El martes compareció ante los medios de comunicación para exigir el esclarecimiento de su muerte. Letrado habitual del movimiento pro-amnistía, en febrero fue juzgado por la Audiencia Nacional debido a su participación en el homenaje a un preso de ETA. Tras unos días en prisión fue absuelto.

- Iker Sarriegi. Abogado de profesión, su nombre es más conocido como el del futbolista de la Real Sociedad que fue. Jugó varios años en Primera División, hasta que tuvo que retirarse por una lesión en la rodilla. Desde entonces ha sido defensor de varios terroristas. En 2001, la Guardia Civil ya registró dos pisos de su propiedad por supuesta "colaboración" con ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 2010

Más información