Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde, contra la "caza de brujas"

El alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, pidió ayer "prudencia" a la hora de juzgar la muerte de Cristina Martín, y alertó de que "todo el odio va hacia una misma persona, o un mismo grupo, sin que todavía se haya condenado a nadie". El alcalde teme que en la localidad, a raíz de conjeturas, se pueda desatar "una caza de brujas".

Muchos menores del pueblo, todos ellos visiblemente influidos por la información que han recibido de los medios, ofrecen versiones confusas sobre lo que pudo ocurrir. La mayoría apunta que el móvil del crimen podrían ser los celos de la agresora hacía su víctima por "un chico", pero ni los investigadores ni fuentes oficiales confirman este extremo, ya que ni siquiera está probada la autoría de la muerte de la niña.

Durante el acto fúnebre de ayer, una tía de la menor fallecida provocó un momento de tensión al acusar a los "extranjeros" de matar a a la niña. "Nos estáis invadiendo. No puedo entender que vengan de fuera a matar a mi sobrina", recriminaba a una menor inmigrante que había acudido a la misa para dar el pésame a la familia.

En una entrevista en Radio Nacional, el alcalde reclamó a la población del pueblo toledano que actúe de forma "madura, señalando que haría mal si empezara a manifestarse contra un colectivo determinado o si propagara noticias infundadas que "puedan dañar a muchas personas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 2010