Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación judicial de la trama corrupta

El sumario secreto tiene más indicios de blanqueo contra el tesorero del PP

El Tribunal de Madrid deberá decidir si envía las nuevas pruebas al Supremo

El avance de la investigación del caso Gürtel ha permitido descubrir nuevas pruebas sobre el supuesto blanqueo de dinero por parte de Luis Bárcenas, ex tesorero nacional del PP imputado por los supuestos delitos de cohecho y fraude fiscal.

El Tribunal Supremo no consideró hace meses que entre las pruebas remitidas por la Audiencia Nacional hubiera indicios suficientes de blanqueo de capitales para imputar ese delito a Bárcenas. Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tiene un informe policial remitido por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón donde se sigue el rastro del dinero que blanqueaba, por orden de sus clientes, el abogado y asesor Luis de Miguel, colaborador de Francisco Correa hasta 2005, e implicado en el caso Gürtel.

Un documento vincula a la esposa del ex tesorero con una operación opaca

La cantidad coincide con un apunte de la contabilidad de la red para "LBárcenas"

En dicho informe, que aún permanece bajo secreto de sumario, se apunta una operación urbanística de Majadahonda (Madrid) alimentada con fondos que Correa sacó a un paraíso fiscal y volvió a introducir en España de la mano de una sociedad, Proyecto Twain Jones, para construir 16 viviendas de lujo.

En un registro de la oficina de José Ramón Blanco Balín, asesor de Correa e imputado en el caso, la policía halló un archivador correspondiente a Rustfield Trading Limited, sociedad de la trama corrupta domiciliada en Londres y propiedad de otra con sede en un paraíso fiscal. En ese archivador figuraba un documento con repartos de aportaciones a una sociedad, Proyecto Twain Jones, de la que "L. Barcenas" compartía 50 millones de pesetas (300.000 euros) con "P.C." (Paco Correa). El Supremo entendió que este documento no era suficiente para atribuir a Bárcenas un blanqueo de dinero.

En la causa existen otros muchos apuntes de la caja B de la trama corrupta con supuestas entregas de dinero a Bárcenas, una persona a la que conocía muy bien Correa pues trataba con él desde 1996 sobre todos los gastos del PP en campaña electoral.

La investigación de la policía sobre el entramado societario que organizaba para sus clientes Luis de Miguel permitió detectar que la mujer de Bárcenas, Rosario Iglesias Villar, que carece de ingresos conocidos, tenía una aportación en el proyecto Twain Jones de 150.000 euros, justamente la misma cantidad que le correspondía a Bárcenas en el reparto con Correa que apareció manuscrito en el archivador de Rustfield Trading Limited.

La mujer de Bárcenas ya estaba imputada en la causa debido a que en un informe de la Agencia Tributaria sobre el patrimonio del tesorero del PP figuraba Rosario Iglesias Villar con una cuenta corriente donde tenía un millón de euros pese a que carece de ingresos.

Luis Bárcenas declaró en el Tribunal Supremo en relación con esta causa y negó que hubiera cobrado de la trama corrupta. Cuando los magistrados le preguntaron por las siglas L. B. que aparecen reiteradamente en distintos apuntes de la contabilidad de la trama corrupta como entregas de dinero, Bárcenas negó que se refiriera a él, y llegó a elucubrar con la posibilidad de que "Luis el cabrón", al que también se refería Correa para detallar alguno de sus pagos, fuera en realidad Luis Delso, presidente de la constructora Isolux Corsán, quien negó cualquier relación con el caso Gürtel.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid deberá resolver ahora si el informe policial que atribuye a la esposa de Bárcenas su participación en un negocio alimentado con fondos opacos al fisco puede vincularse al documento manuscrito encontrado en el registro de las oficinas del asesor de Correa que implicaba directamente al ex tesorero del PP en un delito de blanqueo de capitales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de abril de 2010