Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Haz el amor, no la guerra

"Eres perfecta: no bebes, no fumas... ¿Tienes algún defecto?". "Sí, digo tacos". "¡Mientes, nunca te he oído decir ninguno!". "Es que los digo en mis pensamientos". Levantar una película con un diálogo semejante, incluido en su tercio inicial, es una tarea imposible. En Querido John se habla de la guerra, de autismo, del cáncer y, sobre todo, de amor; del trauma del amor, mucho más doloroso que el de la batalla.

Lasse Hallström, que en Europa era atrevido con películas como Mi vida como un perro, y que en Hollywood llevó a buen puerto preciosidades como Las normas de la casa de la sidra, sigue cuesta abajo enmarcando esta novela del autor de El diario de Noa (convertida en fenómeno para la audiencia femenina) en una colección de sentimientos enlatados, visualizados al ritmo de lánguidas cancioncillas.

QUERIDO JOHN

Dirección: Lasse Hallström.

Intérpretes: Channing Tatum, Amanda Seyfried, Richard Jenkins, Henry Thomas.

Género: drama. EE UU, 2010.

Duración: 105 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de marzo de 2010