Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libia exige disculpas a la UE para volver a la normalidad

Libia quiere que la Unión Europea le presente disculpas y mientras no lo haga persistirá la llamada crisis de los visados, que impide a miles de ciudadanos europeos viajar a ese país.

El embajador libio en España, Ageli Abdussalam Breni, reveló ayer que durante la reunión del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, con el líder libio Muammar el Gaddafi, el 7 de marzo en Trípoli, se alcanzó un acuerdo para superar la crisis.

Según Breni, la UE debía publicar, como tarde el domingo, un comunicado en el que "pediría excusas claras a Libia por la lista de 188" personalidades libias, que encabeza el propio Gaddafi, cuya entrada está vetada en Schengen, el espacio europeo de libre circulación.

"Se ha denigrado así a nuestro líder histórico", recalcó el embajador. Además de Gaddafi y de su familia -"incluido un nieto de tres años", según Breni-, en el elenco figuran los miembros del Gobierno libio.

La lista fue elaborada por Suiza en el marco de su pelea con Libia tras la detención de un hijo de Gaddafi, en Ginebra en 2008, y de dos empresarios suizos en Trípoli. Suiza no es miembro de la UE, pero sí del espacio Schengen, que conforman 29 países. La lista que redactó debe ser, en teoría, respetada por todos.

Gaddafi replicó a la promulgación de la lista de personalidades libias denegando, a su vez, la concesión de visados a los ciudadanos de países pertenecientes a la zona Schengen. Llegó incluso a prohibir la entrada a aquellos que ya tenían el preciado documento y desembarcaban en los aeropuertos libios.

Mediación española

El discreto viaje de Moratinos a Libia, como presidente del Consejo de Ministros de la UE, fue para "ejercer una mediación entre ese país y Suiza", señaló un portavoz del Ministerio de Exteriores.

Moratinos, precisa otra fuente diplomática, no se comprometió a publicar el comunicado en un determinado plazo porque necesitaba el visto bueno de Suiza, que no dio. Berna sostiene que del comunicado se deduce que ha hecho un mal uso de los instrumentos de Schengen.

Para sortear la crisis, los miembros de Schengen han decidido echar mano, por primera vez, de un procedimiento excepcional que les permitirá otorgar a los responsables libios, a partir de abril, visados sólo válidos para un país de los 29 que integran ese espacio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 2010