Salud pagará 240.000 euros por dejar parapléjico a un paciente

El Instituto Catalán de la Salud (ICS) deberá pagar 240.000 euros a los familiares de un paciente que quedó parapléjico después de ser intervenido de una fístula arteriovenosa -comunicación anómala entre una arteria y una vena- en el hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) de Badalona. La sentencia del Tribunal Superior de Justicia considera que los facultativos que atendieron a este paciente, un hombre de 71 años, no le informaron adecuadamente de los riesgos que comportaba la operación ni le practicaron las suficientes pruebas diagnósticas previas a la operación.

Los jueces han aceptado parcialmente el recurso presentado por la familia del enfermo, asistida por la Asociación Defensor del Paciente, pero rebajan a la mitad la indemnización solicitada inicialmente por considerarla excesiva dada la muerte del afectado.

El enfermo, cuya identidad no se ha facilitado, fue intervenido dos veces en Can Ruti, en abril de 1997, para tratarle la fístula arteriovenosa. Sin embargo, los médicos no detectaron que la malformación estaba irrigada por las tres arterias intercostales y no sólo por una, por lo que en estos casos, según señalan los jueces, no era aconsejable la cirugía de embolización (oclusión) de la aorta. A finales de ese mes, el paciente quedó parapléjico y postrado en una silla de ruedas. No recibió el alta hasta un año más tarde.

El tribunal basa fundamentalmente su sentencia en el hecho de que el hospital extravió la historia clínica relativa a la intervención quirúrgica, por lo que no constan el "consentimiento informado" del paciente para ser operado ni los resultados de las resonancias magnéticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50