Vicente Todolí deja su puesto al frente de la Tate Modern

A punto de cumplir su décimo aniversario, el próximo mayo, la Tate Modern londinense encara una nueva etapa tras confirmar que el español Vicente Todolí abandonará en verano la dirección de uno de los museos de arte contemporáneo más importantes del planeta.

El historiador del arte valenciano (Palmera, 1958) ha justificado el finiquito de siete años al frente de esa institución a orillas del Támesis en la voluntad de tomarse un respiro profesional, que era recibido con sorpresa en la capital británica. Todolí no sólo ha sido el alma mater de la Tate Modern a lo largo del grueso de la singladura del museo, sino también uno de los principales artífices del ambicioso proyecto de ampliación que prevé estrenar con ocasión de Juegos Olímpicos en Londres en el 2012.

El museo ha logrado una media de 5 millones de visitantes al año

"En los comienzos de mi carrera trabajé siete años en Valencia (IVAM) y después otros siete en Oporto (Museo Serralves de Arte Contemporáneo). Siempre tuve la intención de hacer una pausa en ese momento, pero la oportunidad de trabajar en Londres fue tan irresistible que me vine directamente en el 2003", explicaba un evasivo Todolí en su escueto comunicado de ayer.

El director que ha logrado dar forma a la importantísima colección propia de la Tate Modern, o que ha auspiciado grandes exposiciones que revisaban los trabajos de Kandisky, la Bauhaus, Duchamp, Man Ray y Picabia o Rodchenko, entre tantos otros, seguirá trabajando con la Tate "en proyectos futuros, incluida una gran exposición para el 2011 que se anunciará el próximo otoño".

El incuestionable éxito del museo, con una media de 5 millones de visitantes anuales, avalan la labor de Todolí, caracterizada por el director del Grupo Tate de galerías británicas, Nicholas Serota, como la "redefinición del modernismo contemporáneo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de marzo de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50