Los escándalos que afectan al PP

Falange: "Garzón no se libra de ésta"

"Esta vez Garzón no se va a librar de ésta", tranquilizó el vicesecretario general de Falange de las JONS, Jorge Garrido, a una de las asistentes a la rueda de prensa que la organización ofreció ayer en Madrid para "explicar los motivos de la querella contra el juez" por abrir una causa contra los crímenes del franquismo. "Ojalá", le respondió la asistente.

"¿Habéis depositado ya la fianza en el Supremo?". El secretario general, Norberto Pico, explicó que habían llegado a los 6.000 euros que les exigía el tribunal gracias a donativos anónimos, a veces de tan solo dos euros, por lo que podría considerarse su querella como "una acusación popular".

Pico aseguró que los falangistas no sólo no habían cometido crímenes durante la Guerra, sino que habían intentado evitarlos pidiendo clemencia y que por ello alguno de sus miembros había sido condenado a muerte. A la pregunta de quién creía entonces que había llevado a las miles de fosas repartidas por España a los familiares de las personas que pidieron auxilio a Garzón, respondió: "Los falangistas no eran tantos como decía Garzón. Es cierto que pudo haber gente que utilizando la bandera de Falange cometiera desmanes, pero fueron los menos, y hay organizaciones vigentes que también los cometieron". Aseguran que ellos no son herederos del franquismo: "Lo son algunos del PP, el Rey o los sindicatos".

Más información
Garzón denuncia una campaña del PP contra él para acabar con el 'caso Gürtel'
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS