Cinco aliados cuestionan la política nuclear de la OTAN

Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN, pidió ayer pragmatismo y realismo a la hora de debatir la desnuclearización del territorio europeo reclamada por cinco países aliados. Su opinión es que mientras haya países con armamento nuclear o dispuestos a hacerse con arsenales atómicos, "lo inteligente es tener una respuesta nuclear".

Rasmussen acusó recibo de la carta enviada por los ministros de Exteriores de Alemania, Noruega, Bélgica, Holanda y Luxemburgo solicitando un "debate en profundidad sobre la política nuclear de la Alianza" en la próxima reunión de jefes de la diplomacia aliada, a celebrar en abril en Tallín (Estonia). Los ministros sugieren implícitamente la eliminación de las armas nucleares en suelo europeo.

Más explícito fue el mes pasado el primer ministro belga, Yves Leterme, cuando dijo que su país está a favor de un mundo desnuclearizado. En Europa quedan entre 200 y 240 bombas atómicas de Estados Unidos almacenadas en Alemania, Bélgica, Italia, Países Bajos y Turquía.

Rasmussen lanzará el debate en la reunión de Tallín y aventura que la discusión seguirá hasta que en noviembre la OTAN apruebe su nuevo concepto estratégico.

"Los 28 aliados encontrarán una solución basada en el consenso", adelantó ayer. Consenso por ahora inexistente, ya que Italia y Turquía no han suscrito la misiva. La opinión del secretario general es que "aun teniendo una visión clara de un mundo desnuclearizado hay que ser realista: mientras haya armas nucleares y ciertos Estados aspiren a adquirirlas lo inteligente es tener una respuesta nuclear".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50