Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Karadzic dice que la guerra de Bosnia fue "justa y sagrada"

El líder serbobosnio se defiende ante el Tribunal de La Haya

El antiguo líder serbobosnio Radovan Karadzic aseguró ayer que la causa de los serbios de Bosnia era "justa y sagrada" en el alegato inicial del juicio que se sigue contra él por genocidio y crímenes contra la humanidad en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), donde subrayó que su pueblo no hizo sino defenderse y que él nunca quiso una guerra que costó la vida a 100.000 personas.

"Todo lo que los serbios [de Bosnia] hicieron fue ejercer [su derecho a] la legítima defensa, y sin embargo se trató como un crimen", dijo Karadzic durante la presentación de su defensa, que él mismo asume y que se prolongó durante cinco horas. La vista continuará hoy.

Apelando al "sufrimiento serbio, que dura 500 años", Karadzic, de 64 años, trazó un mapa inédito de la guerra que entre 1992 y 1995 desangró la antigua república yugoslava. "Jamás tuve la intención, la idea y mucho menos el plan de expulsar a musulmanes y croatas [de los territorios serbios de Bosnia]. (...) El único plan que teníamos era salvar nuestras cabezas, nuestros bienes y nuestros territorios", dijo. Karadzic se declara inocente y culpa a una "conspiración internacional" de sentarle en el banquillo de los acusados de La Haya.

"Defenderé nuestra nación y su causa, que es justa y sagrada, y, de esta manera, seré capaz de defenderme igualmente", dijo Karadzic con voz firme, mientras acusaba a la comunidad internacional de precipitación a la hora de reconocer la independencia de Bosnia; la guerra habría podido evitarse, dijo, "de no haber arrastrado Alemania a la comunidad internacional al reconocimiento de Eslovenia, Bosnia y Croacia como Estados".

Karadzic, que fue arrestado en julio de 2008 en Belgrado, asistía ayer por vez primera a una vista del proceso en su contra tras haber boicoteado las tres primeras sesiones del mismo en octubre, alegando que no había tenido suficiente tiempo para preparar su defensa, que ayer basó en un argumento principal: la amenaza que para su pueblo suponía el supuesto radicalismo de los musulmanes bosnios. En referencia a la matanza de Srebrenica, en la que unos 8.000 varones musulmanes fueron asesinados en julio de 1995, Karadzic dijo que fue "una reacción a la provocación" de los musulmanes de Bosnia.

[Ejup Ganic, miembro de la presidencia bosnia durante la guerra, fue detenido ayer en Londres a raíz de una orden de busca y captura por supuestos crímenes de guerra emitida por las autoridades serbias, informó la policía británica. Ganic, de 63 años, está acusado de violar la convención de Ginebra, informa Reuters].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 2010