Las educadoras de la guardería de Sant Gregori niegan vejaciones a los niños

Las cuatro educadoras de la escuela infantil Els Escarlets de Sant Gregori (Gironès) y la ex directora del centro negaron ayer que vejasen o maltratasen a los cerca de 80 niños de la guardería. Según explicaron las defensas de ambas, los hechos no tienen fundamento y esperan el archivo de la causa. Las mujeres están imputadas por vejaciones y delitos contra la integridad moral.

Las cinco mujeres declararon ayer durante cerca de tres horas en el Juzgado de Instrucción número 4 de Girona, que lleva la causa. El caso parte de una denuncia de otras educadoras de la misma guardería. En su declaración ante los Mossos d'Esquadra, acusaron a las imputadas de obligar a los niños a comerse sus propios vómitos, de no darles agua y de atarles a la silla, según reveló la cadena SER.

"Lo han negado de manera contundente", aseguró ayer el abogado Benet Salellas. El letrado se encarga de la defensa de una de las mujeres, que fue la única que entró ayer por la puerta principal del juzgado de Girona, ante los medios de comunicación. Las demás lo hicieron por una puerta trasera.

El viernes declararon cinco familias ante la juez. Entonces su abogado, Carles Monguilod, aseguró que los padres estaban muy preocupados, pero que tampoco podían constatar que los críos tuvieses síntomas externos de malos tratos. En la próxima semana está previsto que la juez decida si sigue adelante con la causa o la archiva.

Las defensas atribuyen la denuncia a una disputa interna entre compañeras. Todas las mujeres siguen en su puesto de trabajo. La directora ha sido destituida, pero continúa en la guardería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50