Organizaciones soberanistas abogan por una unión "plural"

Varias organizaciones soberanistas presentan hoy en San Sebastián el manifiesto Ari Gara, con el que pretenden impulsar la creación de un movimiento "amplio y participativo" para trabajar en favor de la independencia. Al acto, convocado al mediodía en el Palacio Miramar, está previsto que acudan representantes de EA y la izquierda abertzale, aunque también han sido invitados miembros de otros colectivos con el fin de potenciar "un espacio" que lleve a "un cambio político" para avanzar hacia la unidad. Las ejecutivas de Aralar y Alternatiba, sin embargo, han declinado participar.

El colectivo impulsor, que se define como "plural" y partidario de las vías democráticas, se presentará ante la opinión pública con el objetivo de dar a conocer sus actividades y planes. Los organizadores procederán antes a la lectura del documento, en el que se anuncia que los "independentistas del siglo XXI" han comenzado ya a "unir sus fuerzas y a organizarse para dar cuerpo a una nueva iniciativa", aunque aclara que el movimiento se mantendrá "fuera del juego de los partidos y de las confrontaciones electorales".

El texto recoge que no se está "llevando a cabo la supuesta voluntad de ETA" con la pretendida plataforma, si bien advierte que tampoco se aceptará que se utilice a la banda como "excusa" para obstaculizar el movimiento soberanista. En este sentido, emplaza a la celebración conjunta del Aberri Eguna el próximo 4 de abril y a la movilización de la sociedad vasca para lograr la agrupación de las opciones independentistas, muy diseminadas en el escenario político actual.

"Contra la imposición"

La izquierda abertzale, por otro lado, realizó ayer un llamamiento a no colocar la bandera española en las instituciones vascas, para dar así una respuesta "contra la imposición y a favor del cambio político". A través de un comunicado, consideró que la ikurriña representa "a la mayoría de la sociedad", mientras que la enseña rojigualda "crea tensión" y "no cuenta con el cariño" de la población. Indicó, además, que "Euskal Herria ha dicho no a la Constitución española".

En este sentido, la izquierda abertzale criticó el acto organizado para hoy por la Diputación de Guipúzcoa, en referencia a la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a colocar la bandera española en su sede de San Sebastián. Anunció que no tomará parte en el mismo y censuró que la institución foral vaya a denunciar la "imposición" a través de una declaración, lo que tachó de "ejercicio vacío" y de mera "hipocresía". Por este motivo, cargó contra el PNV y Hamaikabat, formaciones a las que acusó de "falta de compromiso".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS