Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absueltos los acusados por las cuatro muertes de la pirotecnia Brau

La Audiencia Provincial de Girona absolvió ayer a todos los acusados del conocido como caso Pirotecnia Brau. La decisión del tribunal ha tardado 17 años en llegar. El 3 de junio de 1993 la empresa dedicada a la venta de petardos Pirotecnia Brau, con sede en Vidreres (Selva), saltó por los aires. Cuatro personas murieron en el accidente. La sentencia considera que ni los propietarios, Rafael Brau y Maria Rosa Estrada, ni ninguno otro de los cinco acusados son culpables de la explosión. El ministerio fiscal pedía la libre absolución de todos.

El tribunal establece que no se ha podido comprobar cuál fue la causa del accidente. Uno de los argumentos principales de las acusaciones particulares, que pedían cinco años por homicidio imprudente, es que los peritos hallaron petardos con una mezcla prohibida de clorato y metales. Esa combinación los hacía especialmente peligrosos. El tribunal considera que no ha quedado probado que fueran esos petardos los que explotasen, ni la procedencia de los mismos.

La Audiencia señala también que no hubo un delito contra la seguridad de los trabajadores porque en todo momento recibieron advertencias de que el trabajo que desarrollaban en la empresa era peligroso.

El tribunal añade, además, que en la nave había carteles explicativos. La sentencia se puede recurrir ante el Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de febrero de 2010