Lucha contra la crisis

Zapatero dice en la ejecutiva que desea acuerdo con el PP

"Hay que buscar el acuerdo sí o sí". Con esta frase, que algunos de los miembros de la ejecutiva del PSOE entendieron que iba dirigida al PP, terminó ayer su intervención el vicesecretario general, José Blanco, uno de los tres miembros de la Comisión que conducirá las negociaciones con los partidos políticos para alcanzar acuerdos contra la crisis económica.

Antes, José Luis Rodríguez Zapatero argumentó el empeño que los socialistas pondrán para alcanzar un acuerdo "con todos". Se refirió a la estabilidad del país y al deseo mayoritario de los ciudadanos de que partidos, empresarios y sindicatos sumen esfuerzos para sacar al país de la crisis en que está inmerso.

No quedó duda en la reunión de la ejecutiva de que la oferta de acuerdo "va muy en serio", y no sólo con CiU y con el PNV sino "con todos los que puedan y, desde luego con el PP", señalan asistentes a la reunión. El interés en llegar a acuerdos con el PP explica que Zapatero, y con él todo su partido, haya desterrado la denominación "pacto de Estado". Un pacto de esa naturaleza obligaría a "todo o nada". Así, el temario que el jueves verán los portavoces de los partidos se divide en cuatro apartados, y "si no hay acuerdos en unas materias lo puede haber en otras". Los apartados son: las fórmulas para agilizar el flujo del crédito del sistema financiero a las empresas, la activación de políticas industriales a la búsqueda de nichos de empleo, el plan de austeridad y el aumento de la competitividad.

Más información

Reforma laboral

Este espíritu lo trasladó poco después Zapatero en una comparecencia conjunta con el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Confirmó que pondrá todo su "empeño" en lograr el acuerdo con el PP. El presidente no hizo mención a que el día anterior los dirigentes del PP calificaron de "patraña" la convocatoria para el pacto. No obstante, la secretaria de Organización, Leire Pajín, sí usó un tono de advertencia hacia el PP: "Los grandes líderes no son los que insultan más al Gobierno".

Pero si Zapatero tiene "empeño" en pactar con todos los partidos, más lo tiene en alcanzarlo sobre la reforma laboral con empresarios y sindicatos. De ahí su lenguaje comprensivo con las movilizaciones que han convocado hoy los sindicatos. "La movilización es un derecho constitucional", dijo. Después, en La Moncloa, señaló que la ampliación de 65 a 67 años de la edad de jubilación "es una propuestasometida a debate y a la búsqueda de un consenso nacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de febrero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50