Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo cree que Garzón no ha sufrido una "indefensión relevante"

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha rechazado el recurso del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón contra la admisión a trámite de la querella de dos abogados que le imputan sendos delitos de prevaricación y cohecho por haber archivado una querella contra el presidente del Santander, Emilio Botín, después de haber organizado en Nueva York unos cursos patrocinados por la entidad bancaria.

El recurso ha sido resuelto por los mismos magistrados que admitieron la querella contra el juez y que lógicamente no creen haberle causado una "indefensión relevante". El abogado de Garzón, Gonzalo Martínez-Fresneda, se quejó de que se había admitido la querella contra su defendido "después de escuchar en seis ocasiones a los querellantes y ni una sola vez al juez querellado".

La Sala contesta que el artículo 410 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal no prevé "expresamente" y "con carácter general" la intervención del juez querellado. Aunque la Sala admite que "excepcionalmente" pudiera requerirse su participación, eso, en el caso de Garzón, "no ocurre".

Volverá a declarar

El auto del Supremo, del que ha sido ponente el magistrado conservador Miguel Colmenero, rechaza las alegaciones del fiscal y del abogado de Garzón en el sentido de que los mismos hechos de Nueva York ya le fueron imputados en una causa especial que fue archivada por la propia Sala. Los magistrados replican que en esta querella se aporta un "hecho nuevo" consistente en la "petición de fondos por parte del querellado". Así, el Supremo hace caso omiso a las informaciones de la Universidad de Nueva York según las cuales, Garzón "no recibió importe alguno, ni directa, ni indirectamente, ni en efectivo ni en especie, de los dos patrocinios recibidos del BSCH".

A partir de ahora, la querella pasa a manos del juez instructor, el conservador Manuel Marchena. Los querellantes reclamarán que se tome declaración al juez imputado y previsiblemente también al presidente del Banco Santander, Emilio Botín.

Por otra parte, la Fiscalía Anticorrupción ha impugnado ante el Tribunal Superior de Madrid los recursos contra las escuchas acordadas por Garzón en el caso Gürtel. El fiscal considera esas escuchas "perfectamente compatibles" con la jurisprudencia constitucional y la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 2010