La ONU teme que Irán esté trabajando en el desarrollo de cabezas nucleares

Un informe considera creíble que el programa atómico iraní tenga fines militares

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) teme que Irán pueda estar trabajando en el desarrollo de cabezas nucleares para misiles, según se desprende de un informe confidencial filtrado ayer. La agencia de la ONU investiga desde hace años documentos facilitados por servicios de espionaje occidentales relacionados con la presunta faceta militar del programa nuclear iraní, y el informe filtrado ayer parece dar credibilidad a las sospechas de que Irán podría efectivamente estar desarrollando actividades ocultas.

"La información en manos del OIEA es extensa, ampliamente coherente y creíble en términos de detalles técnicos, marcos temporales en los que las actividades se habrían desarrollado y de personas y organizaciones involucradas", apunta el texto del organismo. "En conjunto, esto causa temores acerca de la posible existencia en el pasado o en el presente de actividades ocultas para el desarrollo de cabezas nucleares para misiles".

Más información
Berlín, París y Moscú presionan a Irán por temor al desarrollo de armas nucleares

Se trata de la primera vez que el OIEA utiliza un lenguaje tan explícito acerca de posibles desarrollos nucleares militares iraníes en la actualidad. El autor del documento, de 10 páginas, es el nuevo director general del OIEA, el japonés Yukiya Amano, que sustituyó en diciembre al egipcio Mohamed El Baradei.

El OIEA reitera que Irán sigue sin cooperar lo suficiente y confirma que los técnicos iraníes han logrado enriquecer pequeñas cantidades de uranio hasta una pureza del 19,8%. El organismo lamentó que Teherán no informara a tiempo a sus inspectores acerca de la nueva actividad de enriquecimiento.

Con el uranio al 20%, Irán desea producir combustible para un reactor científico en Teherán, que fabrica desde la década de los años setenta isótopos para el tratamiento del cáncer. El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunció hace dos semanas que Irán elevaría su uranio hasta ese nivel, al considerar fracasado el intento de intercambio propuesto por las potencias occidentales.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El enriquecimiento del uranio hasta el 20% es insuficiente para armar una cabeza nuclear, pero representa un nuevo y sustancial paso de acercamiento hacia el umbral crítico del 90%.

El contenido del informe del OIEA agudizará muy probablemente la presión internacional para que China y Rusia acepten avalar una nueva ronda de sanciones contra el régimen de Teherán.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS