Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón pregunta a Francia si un soplo frenó una operación contra la banda

Un día ha tardado el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en ordenar las diligencias que le reclamó el lunes la Sala de lo Penal en el caso Faisán. Pero, además de pedir esas pruebas, el magistrado ha solicitado un nuevo informe a la policía y ha pedido a Francia que le explique si la operación policial diseñada por su colega Fernando Grande-Marlaska contra la red de extorsión de ETA el 4 de mayo de 2006 tuvo que ser suspendida por el soplo a uno de sus miembros, Joseba Elosua.

El nuevo informe policial, que debe estar listo hoy, debe aclarar si la cabina desde la que Elosua se comunicó supuestamente con su contacto etarra en Francia, José Antonio Cau, el día en que estaba planeada su detención, estaba pinchada -fuentes de la investigación lo niegan-y, en caso afirmativo, las llamadas que hizo Elosua a Cau, y Cau, a Elosua. El juez también pide la transcripción de las llamadas entre ambos desde sus teléfonos fijos y móviles.

A Francia le solicita las llamadas a Cau desde la cabina, en caso de que éste tuviera intervenidos sus teléfonos en ese país, la transcripción de éstas y la copia de todas las investigaciones realizadas allí sobre el soplo. El responsable y los dos agentes del equipo que diseñaron la operación fallida y cuya actuación pide investigar la Sala declararán ante Garzón esta tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de febrero de 2010